Síguenos en: Menu

Kaled Yorde: DIALOGO: ¿SOBRE QUÉ?


Junio 18, 2016

El renombrado filósofo alemán del Siglo XX. Júrgen Habermas, en su muy estudiada teoría de la Acción Comunicativa que todos los estudiantes y profesionales de comunicación social conocen bien, enseña que para que un diálogo funcione, es necesario, entre otras cosas, que las partes se pongan de acuerdo sobre el punto a debatir y --lo que es más importante--, que las mismas estén dispuestas a alcanzar un acuerdo que resuelva la conflictividad.

En el caso de nuestra secuestrada Venezuela, el oficialismo pro-castrista tiene al llamado Plan de la Patria como asunto no-negociable. ¿Qué es el Plan de la Patria que no quieren negociar sobre él? La implantación final del sistema comunista en Venezuela. Lo que llamaron "Socialismo del Siglo XXI", no fue otra cosa que la implementación del sistema comunista al mejor estilo Castro-Stalinista, es decir, la muerte de la democracia en Venezuela.

Como quiera que la sociedad entera que ahora repudia al gobierno de Maduro en una proposición por encima del 85%, lo que busca es la recuperación del sistema democrático y las libertades económicas y políticas del individuo, lo cual pasa de manera indefectible por el respeto de los Derechos Humanos y la puesta en libertad de los presos políticos de Nicolás Maduro, ya de por sí el diálogo queda trancado.

Si lo quela sociedad civil busca es que el régimen permita la implantación constitucional del Referendo revocatorio para salir del problema principal, que es Nicolás Maduro y su nefasto gobierno --el peor del mundo, según las más recientes encuestas de organismos internacionales--, y éste (el gobierno) lo que hace es sistemáticamente boicotear con maniobras dilatorias, inventando trabas y creando nuevas condiciones, entonces no hay nada sobre dialogar. Ese diálogo vendría a ser otra maniobra más del gobierno para evitar el revocatorio. La presión internacional y el clamor de las naciones del mundo, excepto los países que integran a UNASUR y la izquierda española de Rodríguez Zapatero, presionan para que el mundo entero ponga sus ojos sobre Venezuela. Acá hay una grave crisis humanitaria y los niños se mueren de merma por falta de leche; perecen igualmente los enfermos de cáncer; se sufre de hambruna y de escasez, con gente que no come sino dos o una sola comida al día. ¿Qué clase de diálogo esperan Zapatero y la gente de UNASUR que haya? ¿Sobre qué van a hablar? Sobre nada distinto que la muerte y la destrucción de Venezuela como país.

KALED YORDE