Síguenos en: Menu

Kaled Yorde: ATENCIÓN VIGILANTE


Enero 31, 2016

Cuando se hacen las cosas sin pensar, no poniendo atencion alguna ni cuidado, es imposible obtener buenos resultados. Esto es válido en todos los ambitos y experiencias de la cotidianidad, muy señaladamente, en el campo de la política y la economía, ciencias éstas que se rigen por una serie de leyes que son de obligatorio cumplimiento.

En el budismo, uno de los exhortos mas importantes que sirven para evitarle al hombre sufrimiento y y dolor moral, es la Atención Vigilante. Este sabio principio nos dice que siempre hemos de estar alertas antes de hacer o decir cualquier cosa, debido a que si actuamos precipitadamente sin poner cuidado a lo que se hace o se dice, sin revisar cuidadosamente cada una de las acciones y omisiones, sean éstas buenas o malas, hechas de manera consciente o inconsciente , con intención o sin intención alguna, todas esas ejecutorias indefectiblemente y por Ley de Causa y Efecto, van a generar frutos o consequencias positivas o negativas , según como haya sido la naturaleza de la obra realizada. A estos efectos o consequencias que nacen como resultado de las acciones buenas o malas, con conocimiento o por ignorancia, se les llama en la India la cosecha los frutos dulces (DHARMA) o cosecha de frutos amargos (KARMA).

La atencion vigilante conduce a practicar el correcto discernimiento, vale decir, a la escogencia o el rechazo de todo lo que es conveniente o inconveniente, perjudicial o dañino, bueno o malo, justo o injusto, benigno o vituperable, todo ello con el propósito de no cometer delitos, crimenes y violaciones a La Ley de Dios y a la de los hombres. Como ya se señaló, todo quebramiento a la Ley Divina y a las leyes positivas del derecho y de la justicia, acarrean a los hombres dolor y sufrimiento, ademas del desprecio publico.

En estos tiempos de la Venezuela del siglo XXI, todo el bochorno, lo abyecto, lo miserable y absolutamente carente de moral y de valores, se debe indudablemente a la actitud de las personas que no practicaron la atención vigilante por su deshonestidad y falta de escrúpulos, que llegron al poder solo para saquear al Tesoro Nacional, hundiendo al país en la pobreza y la deshonra total.
La atención vigilante cuando es practicada para hacer siempre el bien y la justicia y nunca el mal y el abuso, pavimenta el camino de las correctas relaciones humanas que conducen a la felicidad de los hombres y a la paz mundial.

Kaled Yorde