Síguenos en: Menu

Julio Portillo: Olor a mango


Mayo 14, 2018

Maracaibo huele a mango. La frase la escuché a la siempre recordada ex gobernadora del Zulia Lolita Aniyar de Castro. La Fundación Belloso haciendo honor a Don Manuel Belloso, quien con una visión ecologista y amante de los árboles frutales, patrocinó un extraordinario libro titulado "Mango verde maduro pintón" entre cuyos autores destacan los hermanos Armando y Rafael Belloso Clemente.

Mayo es el mes de la Virgen María, de las flores y del mango, considerado el rey de las frutas, el melocotón de los trópicos, el fruto de los dioses y el árbol de los deseos. No hay barrio, calle o avenida, donde no se encuentre un árbol de mango. Con la grave crisis que atraviesa Venezuela por causa de un gobierno que ha destruido el país y nos ha traído la mala fortuna, el mango se ha convertido en el desayuno o almuerzo de la clase trabajadora y los estudiantes de menos recursos.

El mango es originario de Birmania en el Asia. En la India es cultivado desde hace más de seis mil años. En l siglo XVIII la planta fue traída a la América desde el extenso Brasil hasta el Caribe.

El Zulia y Venezuela en general no le ha dado importancia como producto de exportación a la variedad de frutas que posee. Ejemplo de ello al decir del empresario Francisco Juaristi es que no se ha industrializado el mango verde y se vende en las calles, sin prevenciones sanitarias, como viagra. Ni tampoco se comercializa la jalea a la manera como exporta enlatado Chile el dulce de membrillo. Un mango cuesta en Paris cinco dólares.

El Padre Gustavo Ocando Yamarte ha dicho al respecto que "La Patria es perfume en el melón y el mango maduro; color en los almendrones morados; es dulzura en los nísperos, manjar del trópico; es sangre en caujil y pirámides de azúcar en la chirimoya; es lujo en la semilla de los zapotes y compañera del aguacate maduro; la patria se ensangrenta en la patilla, brilla en el ajonjolí y se nutre en la tapirama; la patria es algodón en la guanábana y perla en la granada; es unidad en los mamones y urna triste en el tamarindo; ella es afable en la parchita de monte y soberbia en la corona de sus 'piñas".
Se dice que en Venezuela hay cuarenta y nueve especies de mango. Las áreas de mayor producción son Cojedes, Portuguesa, Lara y Zulia. En el Caribe el de mayor dulzura, fibra, jugoso y de aroma es el llamado Banilejo de la provincia de Baní en la República Dominicana.

Los que por ignorancia o motivos de seguridad eliminaron de sus patios árboles de mango, ahora están arrepentidos, sobre todo al conocer que hasta la hoja de mango es buena para te saludables o para revertir la hinchazón. El mango es rico en vitamina A, B6, C y E, posee electrolitos, minerales y ácidos orgánicos.

El politólogo Leandro Área ha dicho que "Cuando Dios tenga la bondad de preguntarme qué deseo llevar al otro mundo, incluiré una mata de mango, para llevarme luz y sombra, siesta y pájaros, cielo y recuerdos. El mango no se limita a su follaje, es parte clave de nuestra identidad".