Síguenos en: Menu

Jóvenes sin armas y policías sin alma


Mayo 14, 2014

"Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado". Voltaire

Como en esas películas de intriga y combate sin tregua, me imagino al alto mando militar junto con los cuerpos de inteligencia del régimen, preparando durante toda la noche del martes 7 de mayo la acción bélica más importante y arriesgada ejecutada por la "gloriosa" guardia nacional y los funcionarios de "inteligencia" del MIJ: acabar con los campamentos estudiantiles e incautar sus peligrosas armas como lo son los libros, cuadernos, computadoras y celulares. Desde allí, suponemos, tenían en peligroso asedio los espacios de poder del gobierno más abyecto de la historia republicana del país.

La madrugada del 8 de mayo se llevó a cabo con meticulosa preparación la acción planificada. Novecientos hombres, entre guardias y policías, participaron poniendo en "riesgo" su vida, para detener a 243 estudiantes que claman por libertad y justicia y destruir sus carpas repletas de dignidad y valor. Tras su exitosa operación, celebrada y aplaudida por parte de su comandante en jefe, procedieron como buenos agricultores del terror, a la "siembra" de evidencias que permitan inculpar a "los mercenarios" inquilinos de "los campamentos de la muerte", así señalados, con odio y resentimiento por el usurpador presidencial, dando las pautas para su enjuiciamiento por parte de los "jueces del horror".

El régimen está actuando con crueldad y saña contra todo lo que se mueva en su contra, incluido el viento, sobre todo si son valientes estudiantes desarmados a quienes se les echa encima la jauría de policías desalmados. Asistimos a un enfrentamiento desigual: jóvenes sin armas frente a policías sin alma, pero bien apertrechados. No obstante, la historia ha demostrado que los jóvenes son la levadura cuya perseverancia, valentía y orgullo levantan las barricadas de la dignidad, la fe y la conciencia para luchar contra el abuso y el oprobio; porque como dijera Napoleón, en la lucha entre las bayonetas y el espíritu siempre ha vencido éste. Nuestros jóvenes están convencidos que el alba de un día más luminoso está cada vez más cerca, vaya nuestra admiración y apoyo para todos ellos, porque están dictando cátedra de verdadero amor por la Patria.

Neuro J. Villalobos Rincón
nevillarin@gmail.com