Síguenos en: Menu

JOSÉ LUIS CORDEIRO: Uslar Pietri y Texas


Agosto 13, 2016

Comenzando la década de 1950, gracias al "boom" petrolero nacional, el ingreso por habitante era algo inferior a US$ 1.000 en Venezuela, y algo superior a US$ 1.000 en Texas, es decir, cada texano era sólo un poco más rico que un venezolano. Hoy se estima que el ingreso anual de un venezolano es inferior a US$ 500, a tasas de mercado, mientras que un texano gana más de US$ 50.000. O sea, un texano hoy gana en promedio más de 100 veces lo que un venezolano, aunque hace más de medio siglo los ingresos estaban muy cercanos como explicaba el propio Arturo Uslar Pietri entonces. Mientras los venezolanos hemos retrocedido, los texanos sí han sabido "sembrar el petróleo".

La gran diferencia entre los dos sistemas es que en Texas el petróleo es privado y en Venezuela es del Estado. Hace medio siglo que Arturo Uslar Pietri explicó esa diferencia entre Texas y Venezuela cuando digo que mejor sería si "los propietarios del suelo lo hubieran sido también del subsuelo en el que la riqueza petrolera se hubiera distribuido regionalmente y hubiera ido en primer término a manos particulares, y en el que esos particulares hubieran sido los empresarios y los creadores del capitalismo venezolano y el Estado hubiera participado en la riqueza, por medios puramente impositivos, recibiendo su participación de las personas jurídicas y naturales que hubieran sido sus propietarios. Pero no ha sido así, no ha creado el petróleo un capitalismo poderoso que a su vez haya enriquecido al Estado, sino que es el Estado directamente el que ha recibido el flujo de esa riqueza y el que a su arbitrio, y en segundo grado, lo ha hecho llegar a las personas de derecho privado."

El gran "peaje"
El Petro-Estado venezolano se ha convertido en el gran "peaje" entre el petróleo y los venezolanos. También ha expropiado a los ciudadanos de su riqueza y se ha vuelto independiente e insensitivo a los problemas de la sociedad. Para que Venezuela sea próspera el petróleo tiene que ser directamente de los venezolanos y no del Estado.

www.cordeiro.org

JOSÉ LUIS CORDEIRO