Síguenos en: Menu

José Ernesto Pons: UNA ANARQUIA ESTRATEGICA


Septiembre 26, 2016

AL lograr percibir los voceros del partido de gobierno, logramos entender que la "anarquía existente" en el país, devela abiertamente el tráfico de influencias que existe en el Estado venezolano, el cual baila a los compas de Poder Ejecutivo. Dando la impresión de hecho, de una dictadura con brochazos tenues de democracia. De allí, la gran preocupación de la sociedad nacional e internacional sobre el quiebre de la institucionalidad en Venezuela.

Como entendemos que alcaldes, diputados, Ministros como el que "barre" en Miraflores, con franelita roja rojita; ofrezca declaraciones que solo le competen a los organismos competentes como el TSJ, el CNE la Defensoría, o las Fiscalía. Es un precedente que viene desde tiempos del difunto y ahora se ha generalizado en el chavismo como practica. Lo más lamentable o peor aún, en todo este desbarajuste de la nación, es que de estos organismos no hay una voz que imponga orden en estos anuncios que van desde, que no hay elecciones a gobernación y legisladores regionales, hasta que no va haber referéndum revocatorio.

No hay que ser un experto en leyes, para comprender que este estado de zozobra nacional y de irrespeto a las leyes e instituciones, tendrán un juicio de valor y penalidad que requiere el país para reajustar los valores y normas que nos permiten vivir en paz y armonía social otra vez. Además, gran parte del sentido común de la sociedad, que debe estar sustentado en las instituciones del Estado; hoy por hoy, tristemente y con la venia de esta "anarquía estratégica" del gobierno, logran la impunidad necesaria para delinquir.

Los medios de comunicación del gobierno, logran disfrazar tales eventos, manteniendo mensajes y discursos en una especie de "Fiesta de Zombies" y voces del más allá, que logran mantener a una minoría de la ciudadanía en una especie de cantos de sirenas, mientras el país sucumbe en el hambre, la muerte, la injusticia e impunidad, sin dejar de mencionar la inflación y la especulación manipulada por sectores oficialistas, que acompañan la anarquía estratégica de la sala situacional de Miraflores; nunca vista por cierto, en la vida republicana.

Los esfuerzos logrados por la sociedad, algunos dirigentes y el sacrificio valiente de líderes de oposición (muy pocos de estos), han menguado los efectos de esta la revolución a nivel internacional y nacional. Se ha logrado irrumpir con el proceso revolucionario de este mal llamado Socialismo del Siglo XXI hasta un buen punto de quiebre.

Finalmente, un llamado al "deber ser constitucional" de una sociedad democrática. Como es centrar sus esfuerzos en el debate, exigencias, solicitudes, reclamos, e ir hacia las vías constitucionales que contemplan el desacato y la desobediencia civil, como el artículo 305 de CRBV. Resistencia, calor en las calles y sobretodo, exigirnos que ni los malos ni los menos malos logren presidir el poder del Estado, en la Nación.

JOSÉ ERNESTO PONS