Síguenos en: Menu

Jorge Sánchez Meleán | LA REVOCACION TOTAL DEL PODER.


Septiembre 19, 2016

En un país en crisis, en el que el régimen tiene al 85 por ciento de los venezolanos en contra de su gestión, la revocación del mandato de gobierno a todos los niveles, es una necesidad apremiante. Esta necesidad abarca no solo la revocación del mandato dado a Nicolás Maduro, sino también a los gobernadores afectos al régimen.

Solo que esas revocaciones, que son actos jurídicos que anulan otro anterior por la voluntad del otorgante, son en este momento de distinta naturaleza. La de Nicolás Maduro se fundamenta en el artículo 72 de la Constitución y requiere el requisito de que un número no menor del 20 por ciento de los electores de la circunscripción nacional lo solicite, claro está si existiera un estado de derecho. Las otras revocaciones de los gobernadores afectos al régimen se facilitan, porque no se requiere cumplir ningún requisito especial. Son de mero derecho. De acuerdo al artículo 160 de la Constitución el periodo de los gobernadores es de 4 años, tiempo que culmina en diciembre de 2016.

Es entonces obligación del CNE realizarlas. No existen excusas de ningún tipo para no convocar a los electores para elegir otros mandatarios. Esto no depende de la conveniencia o no del régimen o del PSUV, sino que es un derecho ciudadano. Lo contrario sería cohonestar la permanencia de gobernadores sin legitimidad, en momentos en que todo el país vive en la mayor penuria, en medio de una hambruna y escasez nunca vistas. ¿Qué razones aduce el CNE para no convocar las elecciones de gobernadores? ¿Puede aducirse falta de recursos para una elección que es automática, cuando se dilapidan recursos en cumbres innecesarias e inoportunas? ¿Es que acaso no se violaría la Constitución al prolongar sin razones la gestión de los gobernadores actuales? ¿Puede la Provincia venezolana aceptar pasivamente y permanecer callada ante tal situación? El país tiene que hacer este año la REVOCACION TOTAL, tanto del Presidente de la república como de los gobernadores de estado.

Ambos procesos pudieran realizarse en el mismo acto electoral antes de que concluya 2016. Ningún régimen puede burlarse de los ciudadanos, simplemente por el temor a perder el poder. El deslave del chavismo no justifica negar a los venezolanos el ejercicio derechos constitucionales. Es hora pues de la REVOCACION TOTAL del poder ejecutivo nacional y estadal. Así lo exige el Poder Constituyente Originario, expresado por la mayoría de los venezolanos, que está por encima de los miedos y caprichos de la minoría que se niega a alternarse en el poder.

JORGE SÁNCHEZ MELEÁN