Síguenos en: Menu

JORGE SÁNCHEZ MELEÁN: La degradacion del poder


Febrero 29, 2016

En Venezuela está ocurriendo lo que Moisés Naim en su libro El Fin del Poder denomina "la degradación del poder". Esto abre nuevos horizontes a "extremistas,fanáticos,separatistas y personas o grupos cuyo objetivo no es el bien común sino el suyo propio". Estos nuevos actores, que ya no pueden ocultarse, generan preocupación por las consecuencias a que conduce esta degradación. Si la concentración de poder produce grandes males sociales,también los generanlas situaciones en las que el poder está demasiado fraccionado.

¿Qué sucede en estos casos? Para los filósofos eso genera caos y anarquía. Esta guerra de todos contra todos según Hobbes es la antítesis del bienestar y el progreso. Para Naim esto es "Un mundo en el cual todos tienen el poder suficiente para impedir las iniciativas de los demás, pero en el que nadie tiene poder para imponer una línea de actuación, es un mundo donde las decisiones no se toman, se toman demasiado tarde o se diluyen hasta resultar ineficaces". Por ello es urgente que comprendamos y abordemos el carácter y las consecuencias de esa descomposición del poder.

En Venezuela desde el año 2012 se está produciendo una progresiva degradación del poder que hoy nos tiene al borde del desastre. La concentración del poder personal de Chávez ha devenido en una fragmentación de extremistas,fundamentalistas u oportunistas que no persiguen el bien común sino el suyo propio. Hoy la corrupción es asquerosa a todos los niveles, en medio de la mayor impunidad. Detrás de Maduro, Cabello y Padrino López, hay una guerra de todos contra todos. Hay caos y anarquía. Lo que existe es la antítesis del bienestar y el progreso.Nadie puede imponer una línea de actuación coherente. Y por ello, vemos que en medio de una crisis económica sin precedentes, "las decisiones no se toman, se toman demasiado tarde, o se diluyen hasta resultar ineficaces". Ya es hora pues, de ponerle un freno a esta degradación del poder, si queremos marcar el curso de nuestras acciones y trazar un plan para el futuro del país.


Jorge Sánchez Meleán