Síguenos en: Menu

Hay mucho miedo, poca ética y pudor


Mayo 11, 2015

Los errores o fallas de la Democracia se corrigen con más Democracia.

Es una actitud preocupante que los Organismo o Poderes encargados de proteger y velar por los procesos Democráticos se acuerden para actuar en contra del soberano (pueblo).

Es un hecho inaceptable que el poder legislativo y el organismo electoral hagan causa común para arrebatarle a los venezolanos el derecho de elegir sus Diputados al Parlatino, derecho que vienen ejerciendo durante varios periodos; los diputados de la asamblea nacional han renunciado a sus obligación de legislar trasladando esta responsabilidad al poder ejecutivo, renunciando así a su deber y eludiendo su obligación de ser contrapeso ante los excesos y abusos de este.

Este desleal proceder en contra del pueblo que los eligió, nos pone en aviso de estar en presencia de gente capaz de hacer hasta lo impensable (lo peor) por sostenerse en el Poder. Este proceder obedece al conocimiento que tienen de haber perdido apoyo popular y son abrazados por el miedo de enfrentar a una realidad de una Votación Nacional para la cual no tienen respuesta y su resultado les serian abultadamente adversos.

El país democrático no puede estar aceptando todas las ocurrencias del régimen confiados del "como sea ganamos". Hay que ser cuidadoso, firmes y superar los miedos ante el abuso, no estamos ante demócratas, estamos ante quienes se saltan a la torera lo formal, el derecho y cuanto obstáculo legal y ético se les pongan por delante.

Esta decisión del régimen es miedo de enfrentarse a un proceso que les daría una rotunda y ejemplar derrota y los lleno de temblor el rumor de que las listas de candidato de los demócratas irían encabezadas por los ilegal y cobardemente presos: Antonio Ledezma,Leopoldo López, Daniel Ceballos, entre otros, que los expondrían a una segura y aplastante derrota.

Los demócratas y la MUD deben ser abrazados por la sensatez, ser lo más plural y cuidadosos al tomar la decisión de los candidatos, se deben abandonar el sectarismo, el cálculo político y el inconcebible, creído e inaceptable derecho a veto. Deben hacer una selección que sea una fotografía de lo que aspira el país; para quienes con derechos son aspirantes legítimos debe privar la prudencia y el dialogo. Todos deben privilegiar el interés colectivo al interés particular, a pesar de lo legítimo de sus aspiraciones, deben considerarse varias alternativas entre ellas el uso de la Tarjeta Única.

Aquí está en juego mucho más que un partido, cámaras, individualidades, etc. Está en juego la Libertad, el disfrute a una alimentación adecuada, a la seguridad personal y jurídica, el trabajo digno y productivo, educación con calidad, estamos hablando de una vida digna para la familia, estamos hablando del ascenso social, de la lucha del bien contra el mal. Todos tienen el derecho a disentir, todos tenemos dudas razonables, la MUD tiene la obligación de generar confianza y los partidos y sus dirigentes deben llenarse de grandeza. Son tiempos para los estadistas y los nobles propósitos.

Voy a concluir con el pensamiento de Aristóteles "Cualesquiera puede enfurecerse, puesto que esto es fácil, pero ponerse bravo con la persona correcta, en el grado correcto, en el momento correcto, con el fin correcto y en la forma correcta, no es fácil".

No queda otra que obrar con inteligencia y de buena fe. Dios guíe nuestros pasos.

Edgar Luzardo