Síguenos en: Menu

Golpes y magnicidios: El mismo guion


Junio 04, 2014

Es común en las dictaduras de cualquier extremo ideológico (derecha, izquierda, comunismo, naci-fascismo, militarismo, etc, fabricar o montar magnicidios y golpes en procura de desviar la atención de los pueblos que gobiernan, de los problemas que generan sus propias gestiones ineptas, populistas, corruptas y represivas. Es un guión frecuente que utilizan los dictadores en procura de hacerse las víctimas de supuestos magnicidas y conspiradores. Sin ir muy lejos, en la dictadura comunista que lleva más de 55 años oprimiendo al pueblo cubano se registran cientos de atentados y conspiraciones contra ese régimen y el dinasta mayor Fidel Castro. Este régimen que ha empobrecido a los cubanos con represión, cárcel, torturas y exilio, viene utilizando la excusa del absurdo bloqueo norteamericano como causante del rezago económico y consiguiente miseria, cuando el bloqueo causante del atraso y el hambre es el propio sistema comunista que ha fracasado en la treintena de países que lo han transitado en el mundo, empezando por la cuna del comunismo: La Ex Unión Soviética. Aquí cabe anotar que la dinastía cubana está negociando en Bruselas con la Comunidad Europea su apertura al capitalismo que ya comenzó con la construcción de una zona franca industrial en Mariel para las inversiones extranjeras. Es la triste historia del comunismo que después de fracasar con este sistema retrógrado, se tienen que regresar al capitalismo.

Durante los 15 años transcurridos del actual régimen, legítimo de origen en los dos períodos del difunto Chávez, de origen dudoso el de Maduro, porque no hubo auditoría integral al no mostrar los cuadernos de votación donde se aprecia el cuerpo del delito, es ilegítimo en muchas de sus ejecutorias, al violar sistemáticamente la constitución de 1999. Yendo al fondo de esta nota, ha sido una constante casi desde el inicio de este régimen militar- cívico el montaje de magnicidios que ya supera los 70 eventos de este tipo, aspirante a superar el record castrista, algunos casos dantescos para muestra como el francotirador en Ciudad Bolívar cuyo nombre nunca fue identificado. Es igualmente dantesco el burdo montaje referido a los supuestos paramilitares colombianos que fueron interceptados en Caracas después de recorrer cerca de mil kms, con uniformes nuevos y desarmados en un bus alquilado. Asimismo los simulados ataques a la embajada colombiana y al consulado de España en Caracas, simulacros del mismo guión de fabricar delitos y montajes a los adversarios políticos que ellos califican como enemigos. Todos estos montajes buscan distraer la atención de los venezolanos antes los problemas que agobian su existencia cotidiana.

El reciente montaje de este teatro obedece al mismo guión de la comedia del régimen para desviar la atención de los venezolanos de la escasez, la inflación, la inseguridad y el desempleo, entre otros problemas cruciales, no es otro el objetivo. Mantener la atención en los montajes comunicacionales del régimen por su red de medios radioeléctricos, impresos y cadenas de radio y televisión, es la propaganda al estilo de Goebbels Joseph Paul, Ministro de Propaganda de Hitler de que repetir una mentira muchas veces, se convierte en verdad ante la opinión pública. El supuesto golpe y magnicidio son simultáneos y los denunciantes hacen las veces de cuerpos de inteligencia, Fiscalía, Tribunales y Ministerio del Interior y Justicia para hacer sus denuncias, presentando como pruebas textos de mensajes montados de correos electrónicos y llamadas telefónicas. Los ponentes de este otro magnicidio y golpe, tienen un prontuario en estos menesteres, ya no tienen la mínima vergüenza para mentir descaradamente. Lo hacen con el aval también descarado de los organismos jurisdiccionales que interactúan sometidos al guión del poder ejecutivo.

Rafael Piña Pérez
Presidente de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia.
pprafael1912@hotmail.com