Síguenos en: Menu

Gervis Medina: No importa el color del gato, lo importante es que cace ratón.


Septiembre 05, 2017

No importa el color del gato, lo importante es que cace ratón.

Es la conocida frase de "XiaoPing" que señalaba que "es mejor ser pobres bajo el socialismo, que ricos bajo el capitalismo" y que explica buena parte de la filosofía de las reformas económicas que ha llevado adelante China; frase que deberían poner en práctica, los integrantes del Gobierno y el Poder en nuestro país.

Esto significa, que no interesa si eres socialista o capitalista si obtienes excelentes resultados, en especial en la economía. Creo que si habría que resumir lo que ha sucedido en estos últimos años, la frase refleja a la perfección los cambios que deben hacerse en la economía; y dejarse de pendejadas ideológicas que lo único que ha traído es retraso en la formación de ciudadanos que desean una República.

Por otra parte, "la pobreza no es socialismo ni capitalismo" es lamentable descubrir como nosotros, tenemos a veces actitudes, pensamientos, cultura y mentalidad de pobres. Vivimos echándole la culpa al sistema o modelo económico escogido; cuando en realidad, hay que perderle el "miedo" al dinero.

El significado actual del dinero en nuestro país Venezuela, no es el más correcto y es por eso, que muchas veces no vemos la riqueza real. Por desgracia el constructo establecido en nuestra sociedad por la religión cristiana, católica, apostólica y romana. Además de los modelos políticos y económicos han empobrecido la mentalidad del venezolano.

Para ser rico, hay que entender el significado del dinero, para lograr que las personas se puedan conectar con la mente y la prosperidad. El problema número uno de nuestra cultura es la pobreza mental, es que somos pobres, porque somos mentalmente pobres, y esto es más serio que la delincuencia. Cuando aprendamos que con el dinero podemos salvar vidas, comenzaremos a entender que nuestro problema es de programación desde hace muchas décadas.

Que tiene que ver todo lo anterior con lo que sucede en Venezuela, a mi modo de ver, tiene bastante relación. Podemos decir que en Venezuela también hemos oído aquella frase "ser rico es malo" y "ser pobre es bueno" En la actualidad estamos frente a una crisis económica, lo que implica que hay sectores políticos e intelectuales que plantean la necesidad de introducir un conjunto de medidas económicas estigmatizadas, que de alguna manera lleven a estabilizar la economía existente.

Se debe pretender reformas económicas que apunten a la unificación cambiaria y a una eventual libertad cambiaria, que se produzca el aumento del precio de la gasolina, la liberación de precios con controles de fiscalización, una estricta disciplina fiscal, y una asociación con el sector productivo industrial para incentivar la producción y establecer la sustitución de importaciones, creo que estaríamos de acuerdo con la teoría del gato cazador de ratones.

Cuando uno tiene mente de pobre, lo primero que hace es llenarse de excusas; no me llegan las oportunidades; no tengo dinero para estudiar; no esto; no lo otro. La excusa más típica en nuestro país, es que yo no pude estudiar, entonces, tengo derecho a ser mente de pobre y me mantenga el gobierno. Han creado el paradigma "Si quieres ser alguien en la vida y tener dinero" pues que te pongan donde haiga, y vivir del gobierno.

El dinero es energía positiva, para el 85% de los venezolanos el dinero es malo, es una premisa muy latinoamericana, puesto que así fuimos programados. El dinero es malo, el que tiene dinero algo hizo mal para poseerlo. O es un ambicioso o codicioso pero el dinero no es bueno; es lo que dice nuestra cultura como axiomas "prefiero ser pobre", "no tengo dinero pero soy feliz".

Abundancia y riqueza son los pensamientos, que deben predominar y no la "maldita" mente de pobre, debemos acabar con ella a partir del 2018, puesto que, desde que nacimos nos programaron para ser pobres, le encontré sentido al dinero cuando descubrí que con el dinero puedes cambiar al mundo.

Cuando llega esa energía positiva a través del dinero para darte a ti, luego dar a los tuyos, y luego amplías esa energía al universo, a lo colectivo, a una persona que nunca hayas visto, pero que con tu dinero le estas cambiando la vida, te vas a dar cuenta como el universo conspira contigo, te vas a dar cuenta cómo te llenas de energía y simplemente te vuelves un ser magnético. Se empieza a pegar todo con todo.

Para nadie es un secreto que dentro del PSUV existe un grupo que no quiere saber nada de un gato que cace ratones que no sea rojo rojito, son aquellos que prefieren ser "pobres pero rojos", antes que "ser ricos pero bajo un modelo de otro color, que pudiéramos denominar socialdemócrata o francamente capitalista.

El tiempo se acorta, para diseñar un conjunto de medidas económicas, que implique el logro de objetivos que independientemente del color político o la ideología es necesario lograr. Dentro de estos objetivos podemos señalar: eliminar la inflación, reducir las importaciones, maximizar la eficiencia del Estado, promover la producción interna de bienes y servicios, generar un crecimiento económico elevado y continuo, disminuir el rentismo petrolero, generar empleo productivo que eleve el ingreso per cápita, y una redistribución del ingreso que se base en la producción de riqueza y no solamente en programas asistencialistas.

En resumidas cuentas poco me importa si el gato es rojo, blanco o rosado si se logran los objetivos planteados, poco me importa que me tilden de pragmático. Los invito a que se llenen de energía, administren esa energía, inviertan su energía y cuando sientas que esa energía está en abundancia; por favor riega esa energía en el mundo, que necesitamos más líderes en este país y menos personas con mente de pobres. "Deberíamos preocuparnos por el desviacionismo de derecha, pero sobre todo por el de izquierda."