Síguenos en: Menu

Gervis Medina: ¿Cómo alimentarse de la noche oscura del alma?


Abril 30, 2018

¿Cómo alimentarse de la noche oscura del alma?
¿Que la vida puede ser muy difícil en determinados momentos? Sí, es verdad. Casi todos, en algún momento, hemos atravesado períodos de tristeza, duelo, crisis antropológica, frustración o fracaso. Tan duraderos y angustiosos que parece perderse la esperanza en el infinito. Lo importante, es poder ubicarnos en tiempo y espacio, ante cualquier conflicto desde una perspectiva Teológica, la cual denomino "La noche oscura del alma"
Citando a "San Juan de la Cruz" autor del libro, habla de la posibilidad de no comerte el error que comete el insecto. El insecto cuando ve oscuridad, salta directamente hacia la luz y éste se achicharra.
"La noche oscura del alma" ha sido utilizada como una metáfora. Desde mi humilde análisis y cambio de óptica; es una fase en la vida espiritual de una persona, marcada por un sentido de soledad y desolación. La cual se hace referencia en tradiciones espirituales de todo el mundo, pero en particular en el cristianismo.
Las interrogantes a seguir son: ¿Estamos entrenados para vivirla? ¿Cómo se entrena para eso? y ¿Cómo ver en la oscuridad? Esta última llámala "oportunidad"
¡Pues! Nada fácil para muchos, y muy agradable para otros. Recuerda que en las crisis unos lloran y otros venden pañuelos. ¡No estamos entrenados para vivirla en los actuales momentos! La persona regularmente cuando se identifica con el momento de crisis o caos, se encuentra con las emociones que son de dos tipos: "emociones altas" pero negativas como la rabia y "emociones bajas" como la frustración, la tristeza y cuando es un momento duro la llamamos depresión y desde esas emociones no se ve luz en la oscuridad.
Hay que tomar en cuenta que la depresión, es un estado emocional de mucho pasado, es decir, un estado de tristeza con mucha impotencia y a la persona le cuesta mucho ver hacia el futuro. En cambio, "La noche oscura del alma" en cierta medida es una circunstancia potencialmente aprovechable para tener un tipo de beneficio, encontrar tu "yo" o para acercarte a tus metas.
No es algo que está allá afuera, puesto a que hay gente que pasa y no la ve. Es una combinación, entre una circunstancia potencialmente aprovechable y la capacidad que tiene la persona en reconocerla desde el punto de vista mental, cognitivo y espiritual.
Las emociones tiñen el pensamiento, si la emoción es negativa, como la ansiedad, que es orientada a futuro u orientada al pasado como la depresión, la primera te hace desesperar, la segunda te hace frio y lento y te impiden ver la ocasión y la disposición.
La situación general en Latinoamérica, que viene de una pos guerra, está llena de seres heridos, están demasiados pendientes de sus heridas y no ve otra cosa que le ensanche la herida, ese es el miedo primordial de quien ha sufrido.
¿Que se requiere para poder ver la luz y aprovecharla? Un entrenamiento de alto rendimiento, que nos dé capacidad de ver oportunidades para llevar a cabo los objetivos y metas.
Primero: Se requiere una disposición mental de apertura, actitud concreta, confianza, optimismo, entusiasmo. Segundo: necesidad de saber hacia dónde quieres ir, tienes que saber ¿qué quieres en la vida? Y tercero tienes que actuar. La mayoría de las personas, se llenan de información, pero no inician el plan. El plan es un mapa mental, un constructo, un precepto.
Ahora bien, debes diferenciar la "necesidad" del "deseo" La necesidad es primordial. Si tú no la satisfaces, el cuerpo y la mente se desequilibran. Ejemplo tienes que comer y dormir. El deseo es distinto, por ejemplo: el deseo de casarte, comprar un auto etc. Sino logras el deseo es diferente, pero sino satisfaces la necesidad te desequilibras y mueres.
El elemento más difícil de la vida, es entender que somos diferentes, a veces trazamos una línea base para todos, queremos actuar como iguales.
Debes cambiar la imagen, prepárate para los objetivos y metas, estudiar; debes relacionarte con personas industriosas y propositoras que te agraden y te convengan. Desechar las personas que no te convengan, preparar "un ambiente nutritivo" esto es, lugares donde la gente con mentalidad fértil, artistas, escritores, psicólogos, sociólogos, antropólogos, creativos, en fin personas que nutran en ti una sensación de seguridad.
Es como lanzar muchas semillas, la ley de los promedios, te ayuda cuando lanzas varias que una sola. Esta forma de ver la oscuridad, es una nueva óptica muy común en diferentes religiones, porque "la noche oscura del alma", es para algunos un periodo de tristeza, miedo, angustia, confusión y soledad necesaria para acercarse a "Dios"
Hay que encontrar una lección espiritual y religiosa de todo este entrenamiento que nos pone la vida, revisar muy bien que estamos haciendo mal, y que estamos dejando de hacer. Eso implica que comienzas a entender lo que nos está pasando, es hacer lo mejor dentro de lo peor.
Cuando se presentan cosas en la vida que son aterradoras, estremecedoras que te sacan del "locus de control interno" en ese momento de rabia y dolor, se debe pedir mucha serenidad a "Dios" para poder entender y comprender. Es la posibilidad de ver luz en la oscuridad, ese es el camino hacia el crecimiento espiritual y personal.
Tenemos un modo normal de funcionamiento, y cuando aparecen las crisis y el caos, entramos en un modo distinto. Un discípulo de "Buda" le dijo: "Maestro" siento que estoy en un infierno y no sé qué hacer, "Buda" le dijo entra en ese infierno, no le dijo sal corriendo. Entonces, cuando tú te quedas contigo en la búsqueda de la compresión de la situación, casi siempre aparece una energía de reserva, Entras en otro plano, en un nivel de razonamiento diferente, "meta cognitivo" más allá del esquema básico.
Thomas Moore dice: "Hemos de aceptar la noche oscura y vivir en consonancia a ella porque el alma se alimenta de la oscuridad tanto como de la luz" La bajada al mundo subterráneo nos conecta con lo profundo y oscuro, nos conduce al vacío de nuestro ser, hacia una transformación y renovación.
La resistencia a la noche oscura es más dolorosa que ella misma, es instalarse en un estado defensivo y estéril. Encarar con decisión esa noche oscura, es lo que conseguirá que salgamos de ella reforzados, como una persona diferente, con otra actitud vital. Nadie asegura que sea algo fácil, puede parecer una auténtica travesía por el desierto, pero el resultado será el desarrollo personal y espiritual.
Ahora bien, podemos aliviar la pesadumbre y el dolor sin negarlos ni tratar de huir de ellos. Es bueno darse un respiro de tanto en tanto, entrar y salir del escenario, relajarse un poco, reírse de uno mismo. Las lágrimas son muy necesarias, alivian el alma, la tristeza, la frustración y el dolor, y también la coraza del ego.
Estoy absolutamente convencido que los venezolanos, somos excelentes contadores de historias en esta crisis y caos, con nosotros nadie va a poder. Venezuela, es el mejor campo de entrenamiento para el emprendedor, y encontrará la luz en esas noches oscuras del alma.

Gervis Medina
Escritor