Síguenos en: Menu

Escasez severa


Marzo 23, 2015

La economía venezolana está ya comenzando a bajar al sótano, bien profundo en el subsuelo. Las razones se conocen, aunque un empedernido sector de aproximadamente el 20% de simpatizantes del oficialismo, sigan ciegos, sordos y mudos con su ideología del Socialismo del Siglo XXI o neo-comunismo a la cubana, que en ningún otro país en el mundo produjo desarrollo ni riqueza alguna a sus pueblos.

Como quiera que el país depende de las importaciones para sobrevivir y éstas (las importaciones) de los dólares que el gobierno no da porque se los gastó en corruptelas, robo y regaladera a países simpatizantes, hasta hace unos meses la cosa se venía sosteniendo por el inventario acumulado. Pero resulta y acontece que tales inventarios, ahora quedaron reducidos a su más mínima expresión y alcanzan a duras penas, solo hasta abril o principios de mayo de este año. A esto se le añade el hecho de que los comerciantes no se atrevían a acumular inventarios de reserva, por la sempiterna amenaza del régimen y su política de acusar al comerciante previsivo de ser acaparador.

El caso es que en abril o a más tardar mayo, el país habrá llegado al llegadero: Escasez severa mercancía y rubros alimenticios y medicinales por razones de desabastecimiento. La gente tendrá algún dinero en el bolsillo que para nada le servirá, puesto que no habrán medicamentos ni comida que comprar. El desabastecimiento alcanzará cifras descomunales en el orden del 70 al 80%, escaseando productos básicos generales y no solo los puntuales como había estado ocurriendo hasta ahora. Rubros como pan, leche, granos, aceite, salsas y queso; así como medicamentos en general, brillaran definitivamente por su ausencia cuando en abril los inventarios lleguen a cero.

Esta espantosa pesadilla revolucionaria provocó, de igual manera, la caída del consumo per cápita, que ahora es el más alta del mundo, tal como también lo es la inflación, la corrupción y el saqueo del Tesoro Nacional. De igual modo, un estrecho vínculo con los más conspicuos gansters, tiranos y mafiosos del mundo, con quienes el régimen hace negocios, convirtiéndose Venezuela en el tahúr de los bajos fondos delictuales a nivel internacional con inescrupulosos malandros manejando la riqueza del país y su política exterior e interior.

Esta realidad es verídica y nada ni nadie podrá cambiarla, hasta tanto el régimen no sustituya su línea económica estatista e ideología castro-comunista, por un sistema de libre mercado y democrático.

Aún más, la economía no volverá a crecer hasta que no se levante el control de cambio, que en condiciones normales se suele aplica solo por 30 o 45 días, pero que, acá en Venezuela, lleva ya más de 12 años. Aristóbulo lo ha dicho: "Si soltamos el control de cambio, nos tumban"! Esa es la política de arruinar al país entero y envilecer al venezolano, con tal de permanecer ellos en el poder y Fidel chuleando a Venezuela.

¿Será la hambruna colectiva que se avecina el acicate que necesitará el dormido y ciego pueblo venezolano para despertar de su sueño e indolencia? El caso Venezuela no tiene parangón en la historia: Un país productor de petróleo con altas reservas de crudo y su pueblo languideciendo de merma y pisoteado por una isla gobernada por 2 tiranos miserables. Y a esa gravosa situación, los simpatizantes del oficialismo le denominan una "economía exitosa", así como también, "el mar de la felicidad". ¡Acabo de mundo!

Kaled Yorde