Síguenos en: Menu

Ernesto García Mac Gregor: El comunismo fracasó


Febrero 02, 2016

Alguien tiene que hacerle entender a los retrógrados chavistas, que el Muro de Berlín se construyó, no sólo para evitar el éxodo humano, sino también para evitar el bachaqueo de quienes compraban productos regulados en Berlín Oriental para revenderlos a precios de mercado en el Berlín libre. Pareciera que este gobierno es incapaz de entender las razones por las cuales el muro de la vergüenza se desmoronó en 1989, ni porque la gloriosa Unión Soviética se desintegró en 16 países en 1991.

Como lo explica Toro Hardy, una economía soviética en ruinas. Los niveles de escasez obligaban a los ciudadanos a largas colas para conseguir cualquier cosa, como aquí. Desesperadamente buscaron financiamientos que no lograron obtener. Se vieron obligados a eliminar los subsidios petroleros a la órbita soviética y a Cuba. Sin ese petróleo ya no pudieron mantener atados a esos países que son el equivalente a los países chulos de la Venezuela de hoy. Hay que mirarse en ese espejo.

Los chavistas no parecen saber que Allende cayó por una mezcla de inflación, corrupción, expropiaciones, especulación y errores en la economía como la de la Venezuela actual. Que el primer ministro de la China de Mao, en carta dirigida a Allende le expresaba: "No debió prometer todo eso si no estaba en condiciones de honrar su compromiso, porque la vida de la gente solo puede mejorar sobre la base de la producción. ¿Qué pasaría con su proyecto si los chinos dejamos de subsidiarles a los chilenos su comida a punta de préstamos cada vez más imposibles de pagar? Cualquier similitud…Allende no se voló la tapa de los sesos por marxista, sino por incompetente.

Pero en 1990, luego de la caída del socialismo, el testarudos de Fidel, junto con Lula, la Farc, el Eln, el Frente Sandinista, y otros cabezas calientes, fundaron el Foro de Sao Paulo, cuya finalidad es redimir a la humanidad "cobardemente abandonada por Moscú" y renacer el marxismo en el ámbito latinoamericano.
El chavismo, hoy transformado en minoría, se refugia para sobrevivir en la sombra de Chávez quien desperdició el boom petrolero más asombroso del siglo. Ya el comandante eterno y los fabulosos precios del petróleo no volverán. Que oiga quien tiene oídos…

Ernesto García Mac Gregor