Síguenos en: Menu

Encuentros y desencuentros en la guajira


Agosto 11, 2015

Una vez asistido en calidad de ponente al II Encuentro Binacional de Saberes en la Universidad Uniguajira donde se trataron los temas de Desarrollo Social y Económico en América Latina; logramos con exactitud entender las realidades de la Guajira tanto colombiana y en contraste, la venezolana. Pueblos que luchan por su encuentro en el marco de su identidad étnica, cultural, social y económica, para así lograr la solución de tantos problemas en los que yacen sumergidos desde hace muchas décadas.

Si bien la compleja red de factores que conforman estas realidades, sumamos la ineficiencia de los Estados en dar respuestas y concretar planes para desarrollar realmente estos territorios, en cambio, han sido víctimas del paternalismos de Estado, el asistencialismo crónico y la dádiva como muestra de generosidad, obviando así, sus verdaderos derechos sociales en el marco de Colombia y Venezuela. Lo cual, conlleva a muchos ciudadanos a dudar de las buenas intenciones y ver en todo lo que se realice, un "vil" negocio de los jefes de turno.

Revisando los esfuerzos de ambos países en ofrecer las oportunidades a estos pueblos y sus encuentros; han servido para mostrar más sus desaciertos en tales prácticas; pasando por quienes creen ser la solución de los problemas hoy, son evidentes los problemas que han generado en su participación. Los desencuentros deberán de convertirse para estos pueblos como la señal de buscar en nuevos derroteros e iniciativas y donde se garanticen los encuentros en esta amalgama de colores y tamices que representan la Guajira Colombo-Venezolana.

Un punto de coincidencia es entender que en esta compleja realidad, la necesidad de actores, instituciones, personalidades y en general, de participantes; deberá ser parte del conjunto de factores que viven en esta hermosa región latinoamericana. Por otro lado, el rol de las universidades que proporcionen la objetividad y los juicios más imparciales, acompañados por el "deber ser" de la academia, el conocimiento y la gran capacidad de consensuar sin mezquindad en las soluciones que requieren un juicio de valor o propuesta técnica.

Además de lo señalado, estamos ante retos protagónicos de la sociedad en general, la participación y entender el engranaje bajo pautas metodológicas, permitirán consolidar los resultados ante la presencia de las estructuras de los estados de Colombia y Venezuela, que irán a ese encuentro a normalizar y acceder a la iniciativa social de ambas Guajiras. Sin ser protagónicos en la evolución.

Una vez entendido el rol ciudadano en esta búsqueda de soluciones, estarán planteadas las metas a corto, mediano y largo plazo que requieren procesos de tal magnitud. Mientras no se decida a hacer nada, el "Macondo" guajiro de ambos lados seguirá en el infortunio de la limosna gubernamental o la dádiva de sectores que solo buscan mantenerse en ese rol. Es además preciso conocer lo que hay y crecer con la suma de voluntades que se requieren para tan gigantesca empresa. Por una Guajira d todos.

José Pons B