Síguenos en: Menu

El tipo de Cambio en Venezuela


Febrero 13, 2015

El desempeño macroeconómico de este año (2015) está marcado por la baja de los precios petroleros, de manera que la apreciación que se hace sobre el crecimiento económico está entre -2,9% y -4,6%, una tasa de inflación dentro de un rango entre 110,0% y 120,0%, devaluación del tipo de cambio ponderado oficial entre 38,0% y 66,0%.

Una economía como la venezolana con problemas estructurales profundos y dependientes en más del 90% de los ingresos petroleros, manejarse con precios entre 40 y 60 $/b, es enfrentarse simplemente a una crisis que llevará al país al borde de un colapso económico y político.

Las recientes medidas de carácter cambiario (devaluación encubierta) pudieran tener algún éxito si Venezuela tuviera un aparato productivo importante, pero desafortunadamente este fue vilmente destruido en estos 16 años.

Mientras esto ocurre a nivel interno, a nivel internacional la mitad de los bancos centrales del G-20 tienen una guerra global de divisas, decidiendo recortes de las tasas de interés y compras de activos, lo cual ha repercutido en los mercados cambiarios reduciendo el valor de algunas monedas y apreciando el de otras, especialmente el dólar. ¿Por qué esta política de los Bancos Centrales?

En tiempos de crisis nadie apuesta por una moneda fuerte, de allí que se juegue a hundir el valor del dinero para hacerse competitivo. La crisis financiera mundial y los bajos tipos de interés existente en Europa y en EE.UU. presionan la apreciación de otras monedas lo que provoca que los bienes y servicios de los países de las monedas apreciadas se encarezcan y provoque caída de sus exportaciones.

El año pasado (2014) el PIB de los EE.UU. se expandió a una tasa de 2,4%. El fortalecimiento del dólar provocó un incremento de las importaciones mientras que la pérdida de vigor de las grandes economías del mundo redujo la demanda de los bienes de los EE.UU. teniendo como resultado una ampliación del déficit comercial lo que le restó un punto porcentual al crecimiento de la economía de los EE.UU. razón por lo cual muchas empresas recortaron sus gastos de capital en el último trimestre de 2014.

Los tipos de cambio se fijan atendiendo generalmente a la teoría de la paridad del poder adquisitivo la cual sostiene que las monedas se mueven en línea con los precios de los bienes transables, es decir, si un país tiene una tasa de inflación más alta que otra, sus bienes serán más caros y perderán cuota de mercado, pero es el caso que en Venezuela el cálculo del tipo de cambio real generalmente se desvía del precio macroeconómico básico en razón de que los precios de los bienes y servicios domésticos son reducidos (control de precios, subsidios, otros) mientras que los precios externos sufren constantes modificaciones debido a las innovaciones de carácter productivas (nuevas tecnologías) y sus flujos de carácter comercial.

Como vemos pues, el tipo de cambio real en Venezuela puede desviarse bastante lejos de su valor razonable dadas las condiciones de sostenibilidad fiscal sujetas al financiamiento del precio del petróleo.


Miguel Molero