Síguenos en: Menu

EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI FRACASÓ Y DEJA AL PAÍS EN RUINAS por Rafael Piña Pérez


Marzo 05, 2016

Nicolás Maduro, impuesto por los Castro con la anuencia de Chávez está manejando la fase terminal (muy mal de paso) del régimen que desde 1999 se propuso restaurar el Muro de Berlín desde Venezuela con la bicoca de de más de i billón 500.000 millones de dólares entre exportación de petróleo y la deuda contraída, incluyendo el fondo chino y la deuda de PDVSA. Se instauró un modelo rentista, populista, estatista, centralista con un solo poder, ya que todos los demás poderes quedaron subordinados al poder ejecutivo. La Asamblea Nacional no legisló y no ha ejercido su facultad de controlar a los poderes que ha designado en elecciones de segundo grado, como el TSJ, Contraloría, Fiscalía y Defensoría del Pueblo. Se generalizó y profundizó un proceso de corrupción como nunca antes visto en nuestra historia republicana. Se han estatizado más de 300 empresas de los sectores industrial, agrícola, comercial, energético y de medios de comunicación impresos y radioeléctricos. Una proporción importante de las empresas confiscadas o están cerradas o están funcionando en precarias condiciones por estar manejadas por fichas político-partidistas. Nuestra principal empresa PDVSA fue tomada por el gobierno y su burocracia se ha multiplicado cuatro veces, la meritocracia fue eliminada para dar paso al control político que ha utilizado a discreción la renta petrolera. Hay que agregar los casi 4 millones de hectáreas de tierras agrícolas expropiadas que prácticamente han dejado de ser productivas.

La modificación de la Ley del BCV en el 2005, legalizó la estafa a la Nación de las reservas internacionales de más de 200.000 millones de dólares, manejados irresponsablemente, sin que aún se hayan entregado cuentas de recursos que han recibido los fondos parafiscales FONDEN y BANDES. Otra vía por la que se han dilapidado reservas internacionales es a través del control cambiario. El ex ministro Giordani denunció que CADIVI entregó más de 20.000 millones de dólares a empresas fantasmas en el año 2013, pero el control de cambio lleva 12 años desde el 2003 hasta la fecha. ¿Qué pasó en los 11 años restantes de control cambiario?, no sabemos nada por cuanto ni la Asamblea Nacional, ni la Contraloría, ni la Fiscalía, se han dignado en investigar tan graves irregularidades que han agotado las reservas internacionales, siendo hoy Venezuela el único país petrolero del mundo que no tiene divisas para atender sus importaciones en alimentos, medicinas e insumos de la producción. Agotaron las reservas líquidas y están negociando el oro sin que el gobierno nacional se lo compre al BCV como debe ser. ¿Cuánto oro ha salido del BCV para Suiza y como lo están negociando, es acaso unsecreto de Estado?. Aquí cabe recordar que la escasez y la elevada inflación se acentúa desde el año 2012 con la cesta petrolera a 100 dólares el barril, de allí que sea falso lo que el gobierno pregona que la disminución de los precios del petróleo (comenzó en septiembre de 2014) es la causa de la crisis. La causa está en el modelo implantado desde 1999, agotado y dejando a nuestro país en ruinas. El Sr. Maduro está manejando la fase terminal del desastre de este régimen inepto, rentista, populista, estatista, centralista y corrupto.

Venezuela está importando hoy productos que exportábamos antes de esta "revolución".
Entre otros cabe citar el café, cabillas, aluminio, cemento, petroquímicos, diesel, gasolina, petróleo liviano, etc. No producimos vehículos, autopartes, medicinas. Ha disminuido mucho la producción de leche, pollos, huevos, café, azúcar, ETC. Ha aumentado en consecuencia la necesidad de importar y hoy existe un déficit de divisas que supera el 50% de las necesidades reales. Venezuela debiera tener hoy una holgada cantidad de reservas internacionales superior a los 200.000millones de dólares de no haberse dado el deslave de CADIVI y los citados fondos parafiscales. La causa real de la creciente escasez está precisamente en la estafa con las reservas internacionales y en la destrucción del aparato productivo privado generado por este modelo depredador. Es de apuntar además que el clima de desconfianza que ha creado este régimen, ha ahuyentado la inversión privada nacional y extranjera, sin la cual no es posible crecer, aumentar la producción, el empleo y la capacidad de compra de los venezolanos.

Otra de las consecuencias de este modelo agotado sin posibilidad de revivir es la creciente inflación que hoy es la mayor del mundo, la de 2015 fue de 275.7 y la de este año 2016 se vislumbra que podría más que duplicar la del año pasado. El creciente y acentuado índice de inflación es también causado por los mismos factores que han generado la escasez, agregándose la persistente emisión de dinero inorgánico por parte del BCV para financiar déficit público, así como flujo de caja de PDVSA y otras empresas del Estado. El BCV perdió su autonomía desde el 2005, actuando como un apéndice del poder ejecutivo, sin facultad para regular la liquidez, por el contrario, la apetencia fiscal del gobierno es satisfecha cada vez más con dinero inorgánico que por definición es inflacionario. Entre las irregularidades del control cambiario, la toma de las reservas internacionales por el gobierno, la emisión inorgánica de dinero y el creciente desequilibrio fiscal, están las causas de la indetenible espiral inflacionaria.

Este régimen con su socialismo del siglo XXI destruyó la clase media venezolana, uno de los orgullos de la mal llamada IV República, clase media formada en nuestras universidades y en universidades del exterior. Para muestra un botón: Un general de División que es la máxima jerarquía en la FAN, después de 30 años de servicios activos, devenga un salario que solamente cubre un 40% de la canasta básica hoy ubicada en 140.000 bs mensual, de acuerdo a las encuestas siempre serias del CENDAS, un profesor universitario, titular a dedicación exclusiva, después de 25 años de servicios, devenga hoy un salario que solamente cubre un 30% de la canasta básica. Otra consecuencia muy lamentable de este régimen es el éxodo al exterior de cientos de miles de profesionales, unos cuantos con el cuarto y hasta el quinto nivel de formación, además de la experiencia de muchos de ellos; este inmenso Nkow-how lo están aprovechando otros países, porque aquí las oportunidades se han venido reduciendo. ¿Cuánto le ha costado a la Nación y cuanto el esfuerzo y la dedicación de los profesionales que han emigrado al exterior?. Solamente en el campo petrolero, se estima que más de 50.000 profesionales en los diferentes campos de la ingeniería y de la gerencia, están prestando servicios fuera del país, mientras nuestra PDVSA se nos muere de mengua con graves fallas operativas y gerenciales, además de estar salpicada por graves delitos de corrupción y se le acusa hasta de lavado de dinero.

Otra de las consecuencias negativas de tanta ineptitud, despilfarro y corrupción en el manejo de los recursos públicos son la deficiencias por falta de mantenimiento e inversión para aumentar la capacidad instalada de los sistemas hidráulico y eléctrico. El primero adolece de graves fallas de mantenimiento de las represas y la muy limitada ejecución de obras para aumentar la disposición de agua potable. El segundo adolece igualmente de fallas de mantenimiento en la generación, transmisión y distribución que se aprecia en los intermitentes apagones en todo el país. El gobierno le atribuye las fallas al fenómeno del Niño, lo cual es una media verdad, básicamente la causa está en el escaso mantenimiento y escasa inversión efectiva en ambos sistemas. Aquí cabe recordar que la propaganda oficial en el caso del sistema eléctrico, nos quiso entretener con los cuentos de la iguana y de supuestos sabotajes nunca se mostraron ni los saboteadores ni las instalaciones saboteadas.

En materia de derechos humanos se han cometido y se siguen cometiendo una gran cantidad de delitos de lesa humanidad, violando preceptos constitucionales y acuerdos que ha firmado Venezuela con organismos internacionales como La Corte Internacional de La Haya, Comisión y Corte Interamericana de derechos Humanos. A este respecto cabe citar entre otros delitos la persecución por pensar distinto al régimen que ha llevado a exilio a cientos de venezolanos, a la cárcel a unos cuantos dirigentes de la oposición, fabricándoles delitos que no han cometido como es el caso de Antonio Ledezma, Leopoldo López para solo citar estos dos casos emblemáticos, son más de 70 venezolanos privados injustamente de su libertad. Otro caso emblemático es el indignante vejamen a la esposa de Leopoldo López y a su madre Lilian Tintori y Antonieta de López respectivamente, quienes fueron desnudadas en la cárcel de Ramo Verde, quitándole a la primera hasta la toalla sanitaria. Igualmente es de apuntar el caso de los jóvenes estudiantes universitarios que fueron salvajemente golpeados y dejados desnudos en plena calle. A María Corina M antes de despojarla de su curul, las huestes de Diosdado le fracturaron la nariz, unos 8 años atrás, un oficial de la FAN le produjo un tortícolis a la lic Elinor Montes y la respuesta del finado presidente Chávez fue ascender a ese oficial por su "valentía" en golpear salvajemente a una mujer. Se les recuerda a los esbirros del régimen que los delitos de lesa humanidad no prescriben.

A partir del 5 de Enero de 2016 por primera vez en 17 años, el pueblo venezolano en las elecciones parlamentarias del 6 de Diciembre de 2015 recupera el control del poder legislativo, pasando del mono poder o poder ejecutivo con sus adláteres ( TSJ, Fiscalía, Contraloría, defensoría) al dúo de poderes que emergen del poder originario (Presidencia de la República y AN). Próximamente, la AN podrá ejercer su soberanía para ir cambiando los poderes que son de su competencia en la medida que toque la oportunidad para ser cambiados por vencimiento de los respectivos lapsos. Aquí cabe recordar que está pendiente el trabajo de la comisión de diputados que está trabajando en una propuesta de anulación de la designación de 13 magistrados principales y 21 suplentes que se hizo atropellando los lapsos y procedimientos constitucionales.

El gobierno presentó un supuesto decreto de emergencia económica que como era de esperarse fue rechazado por la AN. Este decreto es más de lo mismo, o mejor dicho peor de lo mismo, no se plantea nada viable para enfrentar la crisis, por el contrario, lo que hace es profundizarla a niveles cada vez más críticos, esto es, más escasez, más inflación, mas desempleo, etc. El diagnóstico que trae ese decreto de emergencia es el mismo cuento del imperio, la guerra económica, la especulación, el acaparamiento, la inflación inducida. A este régimen se le agotó el tiempo desde hace más de cinco años cuando pudieron rectificar para no seguir saqueando al país; pero no lo hicieron, piaste tarde pajarito como lo dice un adagio popular.

Rafael Piña Pérez