Síguenos en: Menu

El retroceso


Octubre 13, 2014

Cada vez más el discurso oficial dista de la realidad que padecemos los venezolanos. Desde el poder se nos habla de la "Venezuela potencia", se nos repite que hay los recursos para satisfacer la demanda de la economía y se descarta que vayamos a caer en un "default".

¿Se corresponde ese discurso con la agobiante realidad de la población? Lo que a diario vemos en las calles de todo el país son largas colas de amas de casa en busca de los productos de la dieta básica. Y por si fuera poco, ya las colas no sólo son por comida, sino que se han trasladado a las farmacias, en lo que constituye una humillación para los miles de pacientes que buscan con desespero un medicamento.
La acelerada involución que padecemos en el país, el retroceso, es inocultable. Al difícil cuadro que arrastramos desde hace años se le suman las vicisitudes que está padeciendo la población ante el repunte de virus como el del dengue o el chikungunya.

Los pacientes no sólo sufren los síntomas de la enfermedad, sino que deben enfrentarse a la escasez de los medicamentos e insumos esenciales para combatirla. ¿Por qué un país que vivió una de las mayores bonanzas de su historia ha colocado a sus ciudadanos en tal estado de indefensión? ¿Dónde están los responsables?
Las señales que manda el Gobierno siguen siendo erradas y apuntan en la dirección opuesta a lo que debe hacerse, a lo que necesita nuestra gente. En vez de reconocer los errores y corregir el rumbo, se insiste en la receta que ha causado este retroceso y se penaliza a quienes se dedican a informar la realidad.

En el horizonte no se ven soluciones a la severa crisis económica, al desabastecimiento de alimentos y medicamentos, al deterioro de la infraestructura hospitalaria, entre otras razones porque los causantes de estos males sólo repiten un discurso que nada tiene que ver con la realidad. La salida a esta situación, el freno a este penoso retroceso en el que está sumergido el país, depende de que nos unamos para conquistar una mayoría en la Asamblea Nacional y desde allí propiciar los cambios y soluciones por el bien de todos.

Tomás Guanipa

@tomasguanipa