Síguenos en: Menu

El día del futuro


Marzo 04, 2015

La ciencia ficción de hoy se convierte en la ciencia real de mañana.

El domingo 1 de marzo se celebró el Día Internacional del Futuro (www.futureday.org). Este es un nuevo día festivo creado no para celebrar algo ya ocurrido sino un mundo nuevo lleno de posibilidades. El primer Día Internacional del Futuro se realizó el 1 de marzo del año 2012 gracias a la iniciativa de la organización Humanidad que era conocida antes como la Asociación Transhumanista Mundial. En tan solo 4 años, el Día Internacional del Futuro ha ido creciendo con el apoyo de organizaciones internacionales como el Millennium Project (www.themp.org), la Sociedad Mundial del Futuro (www.wfs.org) y otros grupos dedicados a visualizar y crear futuros posibles.

El Día Internacional del Futuro tuvo diversas celebraciones, tanto físicas como virtuales, alrededor del mundo. Desde Australia hasta Venezuela, desde India hasta Perú, muchas personas se reunieron para pensar no en un evento pasado sino en las grandes oportunidades que nos depara el porvenir. ¿Será el futuro mejor que el pasado? ¿Cómo será el mundo en las próximas décadas?

El mundo está cambiando tan rápido que la ciencia ficción de hoy se convierte en la ciencia real de mañana. Los teléfonos, los automóviles, los aviones, los antibióticos, los cohetes, las computadoras, los celulares, la Internet, todos parecían magia en su momento. Ahora, afortunadamente, cada uno de esos descubrimientos e invenciones son considerados normales por las nuevas generaciones. Sir Arthur C. Clarke, el conocido científico y autor de ciencia ficción, escribió hace más de medio siglo sus famosas tres leyes del futuro:

1. Cuando un científico viejo y distinguido afirma que algo es posible, es casi seguro que está en lo correcto. Cuando afirma que algo es imposible, es muy probable que esté equivocado.

2. La única manera de descubrir los límites de lo posible es aventurarse más allá de ellos, hacia lo imposible.

3. Cualquier tecnología suficientemente avanzada no se diferencia de la magia.

http://www.cordeiro.org/