Síguenos en: Menu

El amigo chavista


Marzo 10, 2015

La revolución logró dividir al pueblo de Venezuela e incluso, incentivó odio y revanchismo, incitando a la lucha de clases, lo que viene a ser la esencia misma de la doctrina comunista. En Venezuela, a esa manera de hacer política se le llamó "Socialismo del Siglo XXI", quizá con el oculto propósito de no mencionar la fea palabra comunismo, que tanto asusta a la gente. Sin embargo, con todo y el énfasis que el cogollo del régimen hace por polarizar a la gente, algunos suelen tener buenos amigos en el oficialismo, a pesar del profundo abismo ideológico que separa a la población. De hecho, quien esto escribe, tiene un dilecto amigo chavista, con quien por delicadeza y respeto mutuo, no se habla de política cuando se producen algunos encuentros casuales o premeditados.

Bajo tales parámetros y haciendo grandes esfuerzos, sin embargo, al amigo chavista de vez en cuando se le suelta uno que otro comentario a favor de su ideología. Una tarde de sábado del pasado mes de febrero, en un encuentro en el Sambil, el amigo chavista y quien esto escribe tuvimos un casual encuentro. Asombrado por tanta afluencia de público en el área de los cines y la Feria de la comida, el amigo chavista dijo: "Que gentío gastando tanto dinero y después dicen que la cosa está mala en el país".

Indudablemente el amigo chavista aún no se había dado cuenta que ese "gentío", ni representa ni encarna al país entero, sino que es apenas parte del 10 o el 15% de la población, la llamada clase media y media-alta, que aún puede darse el lujo de ir a un cine, comprar regalos, ropa o perfumes. Luego siguió con el comentario: "Los aeropuertos están siempre abarrotados y no hay cupos en las aerolíneas, ni tampoco mesas desocupadas en los restaurantes"! Mi amigo chavista no ha sido capaz de reconocer que la gente que puede viajar o ir a comer en restaurantes, es apenas el 15% de la población, quedando los restantes 85% fuera de tales posibilidades. En ese orden de ideas, el amigo chavista no nota el fracaso rotundo de la revolución chavista que empobreció dramáticamente al pueblo venezolano como jamás nunca antes en la historia de Venezuela había ocurrido.

Al amigo chavista al explicársele que no hay en los abastos y supermercados puntuales rubros alimenticios que tienen que ver con las necesidades básicas de los más desposeídos; que existe una notoria escasez de medicamentos en el orden del 40 o el 50%, responde que eso no es verdad o que se debe a la "guerra económica" que la oligarquía nacional e internacional, conjuntamente con el "imperialismo", han desatado en contra de la revolución. También para él, los "bachaqueros" son responsables de tanta irregularidad.

El amigo chavista no es capaz de responder o explicar objetiva y racionalmente, el porqué de Cuba huyen tantos deportistas a buscar refugio en los Estados Unidos. Tampoco explica cuáles son las causas de que China y Rusia, mayores naciones otrora comunistas y pobres, son ahora grandes potencias económicas y con un sistema de libre mercado (capitalismo).

El amigo chavista no reconoce ni admite que todos los países que en el pasado abrazaron el sistema comunista, terminaron arruinados, hambreando a sus pueblos. Esa manera tan polarizada de ver la vida, es propia de mi amigo chavista, ¡a quien tanto se le aprecia!.


Kaled Yorde