Síguenos en: Menu

Efrén Gutierrez: El Ingreso Básico Universal


Noviembre 27, 2016

En los últimos meses, ha tomado bastante relevancia, en círculos académicos y políticos mundiales, la discusión de lo que se ha dado en llamar como, Ingreso Básico Universal (Universal Basic Income).
De hecho, el pasado 5 de junio, en Suiza, se efectuó un referendo para decidir, la implantación o no de este mecanismo en el país helvético. El resultado fue un 76,9% de rechazo y un 23,1% de apoyo, con una participación del 46,3%.

Sin embargo, economistas, académicos y políticos, como: Moisés Naim, Jorge Castañeda, Gerardo Esquivel, Sen. Luis Sánchez Jiménez (México), Paul Krugman, Robert Reich, entre otros, se han mostrado de acuerdo con la necesidad de su implantación.
Asimismo, en países como: Finlandia, Canadá, Holanda y Kenia, se realizan pruebas piloto y experimentos para estudiar la viabilidad de establecerlo en forma permanente.
En los días previos y posteriores al referendo en Suiza, la revista británica The Economist, le dedicó varios artículos al tema.

Ahora bien, ¿en qué consistiría el Ingreso Básico Universal?
De acuerdo al economista Robinson Ochoa, sería, entregar a cada persona (trabaje o no), la cantidad de dinero mensual que necesita para cubrir todas sus necesidades en la sociedad, es decir, una cantidad con la que, la persona pueda pagar sus gastos de comida, higiene, servicios básicos: agua, electricidad, internet, teléfono, salud, vivienda y transporte.

En el caso de Venezuela, pudiera considerarse como una cantidad que permita cubrir en forma individual, por ejemplo, la llamada Canasta Básica de Alimentos, Bienes y Servicios del CENDA, la cual, a nivel familiar (oficialmente), al 30 de septiembre de 2016, alcanzó un monto de BsF. 396.967,56, lo cual significa unos BsF. 79.393,51 por persona.

Si estuviera implantado el Ingreso Básico Universal, en Venezuela, cada ciudadano, recibiría del Estado, trabaje o no, esos casi BsF. 80.000, como mínimo. El resto de sus ingresos, dependería de las distintas actividades productivas que logre desarrollar.

La idea del Ingreso Básico Universal, no es nueva. Se menciona como precursor a Thomas Paine (1737-1809), uno de los llamados Padres Fundadores de los Estados Unidos (Founding Fathers of the United States), quien en 1797, publicó un panfleto llamado Justicia Agraria, donde propone un plan detallado de impuestos a los dueños de propiedad para pagar por las necesidades de los desposeídos de tierras de cultivos o suelos, lo que se podría considerar, entonces, como la precursora de la idea moderna de la renta básica ciudadana.

Resulta extraño que, los gobiernos y partidos defensores o simpatizantes del socialismo, en América Latina, quienes se arrogan la defensa de los pobres, no hayan incluido en sus consignas y programas, el Ingreso Básico Universal.

La Asamblea Nacional de Venezuela, debería incorporar en su agenda, la discusión de este tema. El incremento desmesurado de la inflación, el desempleo y la pobreza en este país, requiere buscar, casi urgentemente, medidas de compensación para los sectores más desposeídos y hasta para la propia clase media.

El establecimiento del Ingreso Básico Universal, podría ser una solución inmediata al drama que vive la familia venezolana, mejorando rápidamente sus ingresos y su capacidad de compra para la adquisición de los bienes y servicios elementales que garanticen la alimentación, la vivienda, el transporte, la educación y la salud.

Maracaibo, 26 de noviembre de 2016
Econ. Efrén Gutiérrez - @efrengut