Síguenos en: Menu

Efrén Gutierrez: Como sobrellevar, actualmente, el asunto de las divisas en Venezuela


Diciembre 19, 2016

En vista de los problemas con la compra-venta de divisas extranjeras en nuestro país, quisiéramos emitir nuestra opinión y/o recomendaciones acerca del manejo de este asunto, por parte de las personas naturales o familias venezolanas, en el momento actual.
Lo primero que habría que decir es que, la historia del asunto de las divisas y el comercio internacional en Venezuela, es la historia de los controles de cambio.
En 1940, durante la gestión presidencial de Eleazar López Contreras, hubo el primer control de cambio, para manejar la caída de los ingresos de exportaciones, debido a los efectos de la segunda guerra mundial.

Entre 1960-1964, durante el gobierno de Rómulo Betancourt, se realizó el segundo control de cambio, debido a desequilibrios en el mercado petrolero mundial y la caída de los ingresos por ese concepto. (Disminución de la producción petrolera como consecuencia del debilitamiento de la demanda y la aplicación de políticas restrictivas en los Estados Unidos y la reapertura del Canal de Suez)
En 1983, durante el gobierno de Luis Herrera Campins, y, después de arduos debates entre el Ministro de Hacienda y el BCV (aún autónomo), ocurre el tercer control de cambio en el llamado "viernes negro", motivado, principalmente, a la fuga de divisas y un aumento del endeudamiento neto del país (es decir, la diferencia entre las reservas internacionales y el saldo de la deuda externa).
Entre 1994 y 1996, en el segundo mandato de Rafael Caldera, se produjo el cuarto control de cambio. Entre sus motivaciones estuvieron: una grave crisis en el sistema bancario (con intervenciones de varios bancos), el agravamiento considerable de la situación fiscal debido a la debilidad de los ingresos (entre otras razones por la contradictoria eliminación del IVA que había sido decretado por el gobierno de transición en 1993) y, de nuevo, la fuga de divisas.

Desde 1996 y hasta 2002, durante el gobierno de Hugo Chávez, venía funcionando, un sistema de bandas cambiarias dentro de las cuales fluctuaba el tipo de cambio en respuesta a las circunstancias del mercado y a la actuación del Banco Central, al intensificarse, a principios de 2003, la salida de divisas por la inestabilidad interna, se establece el quinto control de cambio, el cual aún perdura y se ha hecho consustancial con el actual gobierno: "Si quitamos el control de cambio, nos tumban", ha dicho uno de sus principales voceros. CADIVI, CENCOEX, SIMADI, SITME, SICAD I, SICAD II, etc., han sido un verdadero diccionario de organismos, creados y desaparecidos para mantener el control cambiario a través de cupos y subastas, hasta el presente.

Sin embargo, gracias a Internet y a otras tecnologías, se han facilitado en los últimos años las transacciones internacionales: Amazon, eBay, PayPal, etc., son nombres bastante conocidos para los consumidores venezolanos.

Asimismo, han aparecido divisas digitales, una de las cuales, el Bitcoin, nacido en 2009, se ha convertido, cada día con más fuerza, en una alternativa de pagos internacionales rápidos, seguros y a bajo costo. Al momento de escribir este artículo, 1 Bitcoin ( ) tiene un valor de 787,90 USD y su valor de capitalización en el mercado (valor de todos los bitcoins existentes) es de unos 10 mil millones de USD, representando más del 90% de todas las divisas digitales o criptodivisas.
China es el principal "productor" de Bitcoins a nivel mundial y Rusia, prácticamente, acaba también de legalizar su uso. Siendo que estos países, son aliados dilectos del gobierno actual, no deberían haber muchos problemas en Venezuela, para su utilización, a pesar de los detractores que no le faltan a las nuevas tecnologías.
En plataformas venezolanas como Surbitcoin.com y Cryptobuyer.io, se pueden realizar, directamente, transacciones de bolívares a Bitcoins y viceversa. Asimismo, en redes peer to peer como LocalBitcoins y, en páginas internacionales como Xapo y Bitinka (Perú)
Además, en páginas como VirWoX, se pueden hacer transacciones para convertir saldos de PayPal en Bitcoins y, cualquier tipo de divisa tradicional. Existen innumerables exchanges de Bitcoins a divisas y viceversa.

Por otra parte, cada día se suman más tiendas y negocios que aceptan pagos en Bitcoins: Overstock, es una tienda detallista online con sede en Utah y ventas de unos 1.500 millones USD al año, por ejemplo, acepta pagos en Bitcoins. Rakuten, el llamado Amazon japonés, también acepta pagos en esta criptomoneda. Destinia.co.uk, es una página para reservaciones de vuelos, vehículos y hoteles, también acepta Bitcoins como forma de pago.

También, existe un mercado peer to peer de cualquier tipo de producto o servicio, a nivel mundial, OpenBazaar, cuya forma de pago es el Bitcoin. Por último, en Coinmap.org, se pueden buscar tiendas o negocios de todo el mundo, registrados en su base de datos que aceptan el Bitcoin como forma de pago
En el tema de las remesas, sin duda, la forma más rápida y económica para el envío de dinero de un país a otro, en cualquier parte del mundo, es a través de los Bitcoins. En minutos, prácticamente, se puede realizar un envío de dinero a un familiar cualquiera que sea la moneda de ese país y, casi sin costo de tasas o comisiones.
2016 ha sido, aparte del año de su lanzamiento 2009, el mejor año para los Bitcoins. Su tecnología subyacente, el protocolo Blockchain, fue tema obligado de cualquier institución financiera del mundo. 2017, debe ser mucho mejor para la conversión de esta criptomoneda de su primera fase de almacemiento de valor a la segunda fase como mecanismo de pago.
Los venezolanos, con los problemas cambiarios existentes en el país, deberíamos enfocarnos en el uso del Bitcoin como medio de pago internacional.
Maracaibo, 17 de diciembre de 2016

Economista Efrén Gutiérrez; Twitter: @efrengut; email: efrenguti@gmail.com