Síguenos en: Menu

Efrén Gutierrez: Acerca de la reestructuración de la MUD


Marzo 06, 2017

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), es una instancia que aglutina a la gran mayoría de la fuerzas políticas venezolanas que se oponen o son disidentes del actual régimen, imperante en el país desde febrero de 1999, y cuyo estilo, algunos, como el argentino Ricardo Manuel Rojas, lo han denominado "Régimen Autoritario Base Democrática".

Después de haber conquistado una victoria holgada en las elecciones parlamentarias del 5 de diciembre de 2015, la cual le otorgó más de las 2/3 partes de los diputados electos, la MUD no ha logrado articular una política que siguiera fortaleciéndola y debilitando al gobierno, sino que, por el contrario, fracasó en su intento de convocar un Referéndum Revocatorio Presidencial y, hasta ahora, en el de realizar un Diálogo Nacional, teniendo como acompañantes a un representante de la Santa Sede, Unasur y algunos expresidentes hispanoamericanos y con la participación de todas las fuerzas políticas del país, incluyendo al gobierno, para acordar una Agenda Nacional que enrumbe al país en los próximos años.

Estos resultados que podrían calificarse como derrotas, han empujado a la MUD, a realizar una reestructuración que la ayude a retomar la senda de la victoria y a acercar su objetivo principal de lograr "el cambio político profundo,... el cual debe ser por la vía constitucional, democrática, electoral y pacífica para establecer un gobierno de Unidad Nacional..."

La reestructuración realizada, incluye entre otras cosas: en primer lugar, la creación de una instancia máxima llamada Congreso Nacional de la Sociedad Democrática (CONASODE), conformada por los partidos políticos miembros de la MUD, Invitados Permanentes y las organizaciones sociales, gremiales, universitarios y de la sociedad civil que manifiesten su voluntad de adscribirse al CONASODE o sean invitadas por éste. Esta instancia, nombrará un Equipo Ejecutivo, encargado de la vinculación entre la MUD y la Sociedad Civil, compuesto por una representación paritaria del Comité Político Operativo (CPO) que conforman los partidos AD, PJ, UNT, VPA, MPV, CR, AP, VENTE y ABP (el llamado G9).

En segundo lugar, se ratifica la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), máxima instancia de decisión y dirección de la MUD, conformada por los partidos miembros de la alianza que tengan representación principal parlamentaria, entre ellos, los nombrados anteriormente más PVZLA, CC, GE y CONVERGENCIA y una representación de los partidos que participan de la alianza, pero no obtuvieron representación parlamentaria principal (Unparve, FDC, NOE, UVV, MR, FL, Moverse y Va Palante).

En tercer lugar, se eliminó la figura del secretario ejecutivo, cargo que ostentaba Jesús "Chuo" Torrealba y se creó la nueva figura del Coordinador General, cuya responsabilidad cayó en manos del politólogo José Luis Cartaya.
En cuarto lugar, se crearon los siguientes equipos de trabajo: a) Equipo de Apoyo Político; b) Frente Lucha Social y c) Equipo de Apoyo Técnico. Estos equipos estarán conformados por siete (7) representantes de los partidos miembros de la MUD.

Esas fueron, a rasgos generales, las decisiones de la reestructuración de la MUD, que ya se encuentran en fase de implementación.

Consideramos que, a pesar de que la MUD pudiera haber necesitado una reestructuración, ese no era el asunto principal que requería. Lo más importante, a nuestro entender, es el de perfilar unas estrategia y tácticas, más en correspondencia con la realidad nacional y, de acuerdo a la comprobada experiencia internacional para superar situaciones similares a la que estamos viviendo.

Entre las experiencias que pudiéramos tomar en cuenta, queremos mencionar, la de Sudáfrica en 1990, la cual dio como resultado un Diálogo Nacional, con la participación desde la "extrema izquierda" hasta la "extrema derecha" y los llamados "Escenarios de Mont Fleur", y donde jugó un importante papel Nelson Mandela (premio Nobel de la Paz en 1993). En 2000, la implantación de la democracia en Serbia, con los aportes de Otpor! (convertido hoy en CANVAS). La transición democrática, aún inconclusa, en Myanmar (antigua Birmania), a partir de 2011, con la participación protagónica de la Liga Nacional por la Democracia, liderada por Aung San Suu Kyi (premio Nobel de la Paz en 1991). Y, la reciente experiencia en Túnez, que desde enero de 2011, vive también una transición democrática que se reflejó en 2016 en la formación de un Gobierno de Unidad, en la cual tuvo mucho que ver, el llamado Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez (premio Nobel de la Paz en 2015). Este Cuarteto está conformado por: la Unión General Tunecina del Trabajo; la Unión Tunecina de la Industria, el Comercio y la Artesanía; la Liga Tunecina de los Derechos Humanos y la Orden Nacional de Abogados de Tunicia.

Lamentablemente, en la dirigencia de la MUD, parecen prevalecer la Ignorancia y falta de inteligencia. Ignorancia, en la gran mayoría de ellos, quienes, aparentemente, no conocen las experiencias internacionales y la teoría surgida de dichas experiencias. Y, falta de inteligencia, en algunos que, conociendo esas experiencias y teorías, no han sabido adaptarlas a la realidad venezolana, desvirtuando, incluso, muchos de sus principios de aplicación universal.

Mientras las fuerzas opositoras y/o disidentes venezolanas no elaboren una teoría (estrategia y tácticas) acertada y que esta sea asumida en forma unida por la gran mayoría de estas fuerzas, difícilmente se logrará el reconocimiento y respeto plenos por parte de las fuerzas gobernantes y la posibilidad real de conformación de un gobierno de Unidad Nacional que incluya a todos los sectores del país, sin distingos, en un Proyecto de Desarrollo Nacional enmarcado en las actuales tendencias globales: Cuarta Revolución Industrial, Economía Circular, Economía Colaborativa, Desarrollo Sustentable y Equidad.

Consideramos finalmente que, una simple reestructuración, no basta.

Maracaibo, 05 de marzo de 2017

Econ. Efrén Gutiérrez – Twitter: @efrengut - email: efrenguti@gmail.com