Síguenos en: Menu

Economía social de mercado: La salida de emergencia para Venezuela


Abril 25, 2014

La incongruencia entre las políticas económicas y las exigencias de los venezolanos nos han llevado al fracaso, el errático accionar del Gobierno ante lo que necesita el mercado ha traído como consecuencia grandes desequilibrios tanto en materia social y económica.

La economía social de mercado es una alternativa sin duda alguna tentadora para nuestro asfixiado y maltratado sistema ya que nos ofrece un orden político social y económico integrado que se caracteriza por tener una política económica de mercado y a su vez una política social que regulara la primera, esto la diferencia del neoliberalismo.

Este modelo económico está basado en la doctrina social y a lo largo de la historia ha sido utilizado por varios países europeos y se comporta de manera distinta al sistema socialista planificado. En su principio guarda cercana relación con el humano y su objetivo es el bien común y aunque su tendencia sea liberal tiene límites y principios.

Lo cierto es que nuestro modelo socialista necesita el rescate de la inversión privada que a lo largo del tiempo ha sido el motor de desarrollo para economías desalentadas lo cual es necesario que un nuevo orden tome el mando y oxigene a una sociedad copada de dudas, este sistema ha actuado de manera rentista y mono-productor no ha ofrecido alguna fuente de desarrollo alterna al petróleo y peor aun fatiga las vías de transmisión de la política económica ya que hace que cada instrumento propuesto para corregir su accionar sea infectado por un interés meramente político que merma su efectividad.

La economía social de mercado actúa principalmente bajo un sistema de competencia perfecta y a su vez incorpora un sistema de precios por otra parte le da estabilidad a la moneda nacional, es un aspecto muy importante para un bolívar tan devaluado en los últimos años esto sin dudas le devolvería poder adquisitivo a los venezolanos manteniendo constante el valor de nuestra moneda, esta labor es llevada a cabo por un Banco Central independiente del gobierno para evitar emisiones de bolívares sin sustento en la producción que es uno de los principales problemas de nuestra económica, es decir el exceso de liquidez monetaria y del circulante con un valor muy mermado que a su vez persigue una cantidad de bienes que son escasos se traduce en inflación.

Además ofrece un libre acceso a los mercados sin barreras de entradas para que cada uno de los venezolanos pueda participar siempre que el gobierno garantice libertad y justicia social.

La confiscación de tierras en Venezuela ha traído como consecuencia un impacto importante en nuestra producción nacional ya que no es imaginario afirmar que dichas tierras están quebradas en pocas palabras el socialismo propone que la propiedad privada no exista y en algún contexto más radical se considera un delito, la economía social de mercado deja espacio para la propiedad privada sin desplazar a la social es decir la búsqueda del beneficio mutuo moderando la responsabilidad ambiental para generar bienestar en todas las ramas sociales.

Se habla de este nuevo orden distinguiéndolo como una tercera forma de política económica esto significa que el libre mercado en si es necesario para el futuro de la economía solo que este debe ser controlado para que satisfaga las necesidades de los venezolanos evitando la creación de monopolios o carteles y la concentración estatal.

La perspectiva de este modelo es el incremento de la prosperidad y coordinación configurando la estimulación de aspiración de ganancia, el gobierno puede actuar como moderador en la política social, de coyuntura o el mercado laboral para garantizar los derechos de los trabajadores en condiciones aceptables para el mercado esto significa que debe haber compatibilidad sin dificultar la interacción entre oferta y demanda.

Iván García

Estudiante de Economía e Ingeniería Industrial

@EcoanalisisVE