Síguenos en: Menu

Dolarizar no es la solución


Agosto 18, 2014

Con orden fiscal-monetario se pueden hacer las cosas bien sin recurrir a medidas extremas.

Entre algunos supuestos analistas (ningún economista reconocido lo ha planteado de manera seria) se ha puesto de moda sugerir que Venezuela tiene que dolarizar su economía para alcanzar bienestar económico. Al parecer en ese grupo hay un desconocimiento pleno sobre qué significa hacer eso y las consecuencias que traería para el país.
Dolarizar es el proceso en el cual un país reemplaza su moneda nacional por una moneda extranjera (puede ser el dólar estadounidense, el euro, etc.), para que la sustituya en todas sus funciones (reserva de valor, unidad de cuenta, medio de pago).

Entre las desventajas que implica la dolarización tenemos:

1. Pérdida de flexibilidad en la política monetaria, ante la no coincidencia de los ciclos económicos entre el país emisor y el país dolarizado, situación que podría generar shocks a la economía dolarizada.

2. Cuando un país adopta una moneda extranjera como su moneda de curso legal sacrifica los ingresos por concepto de señoreaje, que provienen de la emisión primaria.

3. Al no tener un banco central, sufre la pérdida de la función de prestamista de última instancia, aspecto que no le permite atender problemas de liquidez del sistema bancario (requiere líneas de crédito con bancos extranjeros).

4. Los sistemas financieros se vuelven más vulnerables ante choques externos.

5. Se elimina la posibilidad de utilizar el tipo de cambio como una variable de ajuste ante choques externos.

Dolarizar significa quedarse sin opciones ante una crisis, por ejemplo una caída en los precios del petróleo.
Con la plena dolarización no hay opción de salida, no hay Plan B, ya que como ya dijimos ese país cedió completamente el control sobre la política monetaria y cambiaria. Salirse del esquema es peor que nunca haber ingresado al mismo.

La dolarización está muy lejos de ser la solución de los problemas económicos del país. Sólo fanáticos o personas sin mucho conocimiento en el área económica la plantean. Los exitosos ejemplos de países en la región como Colombia, Chile, Perú, Uruguay derrotando a la inflación y la inestabilidad cambiaria demuestran que con orden fiscal-monetario e instituciones sólidas se pueden hacer las cosas bien sin recurrir a medidas tan extremas.

Luis Oliveros

luis_cesar_13@yahoo.com
@luisoliveros13