Síguenos en: Menu

Dolarizar la economía


Agosto 07, 2014

El índice inflacionario más alto del mundo lo tiene Venezuela y lo más grave es que aún no hemos tocado fondo. Con una espiral hiperinflacionaria que supera el 62% en lo que va de año y con fuertes tendencias a seguir escalando, si nos comparamos con el resto del mundo desarrollado (de inflación anual entre 2 y 5%), no cabe duda alguna: La revolución bolivariana de Hugo Chávez Frías ha sido catastrófica y sus efectos MUY devastadores para el país.

¿Cómo acabar entonces con la inflación? ¿Será posible hacerlo con los planes económicos que lleva a cabo el gobierno? La segunda interrogante se responde con un no rotundo. No es posible controlar la inflación con los planes económicos del régimen, puesto que para ello se requiere del resucitar al sector empresarial privado y los medios de producción ponerlos en sus manos, cosa que ideológicamente es la antítesis del socialismo real implantado en Venezuela. Y como todos saben, "socialismo es comunismo" (Fidel dixit).

En lo que respecta al primer planteamiento acerca de cómo acabar con la inflación, el remedio es fácil, si el régimen revolucionario sale de su obsoletismo radical comunistoide y se coloca en pleno Siglo XXI con una economía de mercado y apuntalando a la iniciativa de producción privada sin tantas trabas, impuestos y controles. La realidad venezolana del día a día en los abastos y supermercados, en las tiendas y almacenes, es la de una economía dolarizada. Las cosas ahora valen según el precio del dólar paralelo, tal como cuestan en Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, entre otros. El problema está en que esos países su moneda es fuerte, mientras que nuestra signo monetario es extremadamente débil. El salario mínimo real en Venezuela es de 60 dólares mensuales. ¿Qué se puede comprar con 60 dólares al mes? Nada. Por eso hay carestía, inflación, desabastecimiento y pobreza generalizada. La cesta básica mensual para una familia media está por encima de 12 mil bolívares, mientras que el trabajador promedio gana unos 5 mil.

¿Qué otra cosa se debe hacer para el control de la inflación? El remedio les moverá el piso a los revolucionarios habladores de paja que día a día satanizan a los Estados Unidos, al capitalismo y el dólar, aunque en privado se mueren por la moneda verde, (los boliburgueses), quienes viajan por el país del norte: Lo único que detiene a la inflación es sustituir el bolívar como moneda nacional por el dólar de los Estados Unidos de Norteamérica, tal como ocurrió en Panamá y Ecuador. Allá la inflación está en el orden del 3 al 5% anual. Así de sencillo.

Kaled Yorde