Síguenos en: Menu

DEDO EN LA LLAGA | Seran similares... ¿1s y 11a? miedo… por: ARISTÓTELES SOTO


Agosto 29, 2016

¿Por qué? el gobierno tiembla ante concentración humana de millones de soberanos en pleno centro del poder. ¿Cederán y anunciaran el Revocatorio? ¿Habrá muertos y heridos? ¿Qué ocurrirá si la marcha es un fracaso? Muchas preguntas sin respuestas y nadie se atreve a responder, por igual en lo interno de cada grupo opositor y oficialismo se arman discusiones y por último, la gran interrogación ¿Quien tiene las armas, que papel asumirá en caso de confrontación? En definitiva, la sola atención creada es un triunfo en sí.

La expectativa está latente, se anuncio con un mes de anticipación, para calmar ánimos de un pueblo harto y agobiados de colas por inflación, hampa y muertes por escasez de medicamentos más humillaciones, hago el análisis sin ánimo de caer en comparaciones con el 1A cuando se presento vacío de poder.

En esta ocasión todo es distinto, el carisma de Chávez no está presente en Miraflores, se sostiene por la presencia de un grupo que tiene como prisionero al propio Maduro y contrario en aquella ocasión las FANB estaban cohesionada, a pesar del distanciamiento con la oficialidad media entre Generales y tropas, hoy es al revés, los generales son mal vistos por su grado de corrupción en extremo que en su discusiones internas con otros cuadros castrenses divididos, obligan a cambiar los planes del totalitarismo rojo. La MUD está ahora blindada.

El temor de José Vicente, es claro porque contario a su cargo como Ministro de la Defensa, hoy reducido a su miseria palangrista, no pude ordenar a Freddy Bernal que bajen los cerros… porque eso los caga y que después se quedaría en silencio cuando llego a decir dialogamos o nos matamos, en su interpelación en la AN. No ahora los habitantes de esas zonas estarán custodiados, porque si bajan, la caída del régimen sera estrepitosa y no sabemos si los colectivos y milicia serán capaces de enfrentar la real y constitucional fuerzas constituidas para sus obligaciones en defender a la patria. Razones poderosas, para crear una gran preocupación, al inquilino de Miraflores ante el revocatorio como formula constitucional.

Por eso el miedo y movilización interna de los cuadros rojos que palpar el descontento de su militancia en vivo y directo con Disiodado como el gran causante al lado de Jorge Rodríguez. Las propias declaraciones de Maduro quien anunció que su Gobierno prepara un "plan de ofensiva" para la victoria de la paz que se iniciará el 1 de septiembre, precisamente el día en el que la oposición ha convocado a una marcha para exigir la realización de un referendo revocatorio presidencial, demuestran un total desconcierto. No explicó en qué consiste el plan y solo señaló que se realizará desde próximo jueves y hasta el 31 de diciembre para tener un "remate victorioso" de trabajo y paz-El pueblo quiere revolución y el pueblo debe defender su derecho a la paz y a la revolución en la calle, tomando todos los espacios, en el barrio, garantizando la paz en el barrio, en el urbanismo, en la calle, agregó

Apuntó que el pueblo "debe tener alta la guardia de lucha" ante las supuestas amenazas que ha lanzado el imperialismo norteamericano en alianza con la oposición venezolana. Ante las amenazas hay una sola respuesta, pueblo movilizado, pueblo en la calle, pueblo consciente, dijo. Una compleja declaración que nadie entiende por lo contundente del lenguaje… ¿pelea por la paz?

Por su parte, el hombre que controla las armas el ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López dice: "Yo alerto a partir de este momento para prevengamos cualquier hecho de violencia que altere la paz de la República" y al respecto llamó a las autoridades a estar alertas para evitar cualquier hecho violento. "He estado por allí escuchando que el próximo primero de septiembre va haber un acontecimiento que han denominado la Toma de Caracas, yo creo que es importante que seamos preventivos en esto porque el pueblo tiene derecho y la garantía constitucional de protestar, lo que no podemos permitir es que se esté incendiando al país", precisó.

Asimismo, pidió a los cuerpos de seguridad a actuar "siempre fiel a su deber con, dignidad, prudencia y firmeza". "Nosotros no amenazamos a nadie, tenemos una tarea concreta de defender y proteger al pueblo y preservar la paz y ser prudentes, humanistas, pero sin debilidad y siendo firme sin violencia y solo ser temidos por los enemigos del orden y del fisco", sentenció. Una declaración ambigua que no demuestra su posición y que al igual que su jefe demuestra más incertidumbre. Por su parte el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús "Chúo" Torrealba, anunció que no debe haber violencia en la marcha del 1S. "No queremos ninguna capucha, no queremos ni un vidrio roto ni una piedra. Nuestro objetivo no es ganarle la guerra al gobierno, es imponerle la paz al gobierno de manera robusta", precisó.

Informó que el día martes anunciarán el punto de destino hacia donde se movilizarán, y además se darán las normas de cómo va a ser la manifestación. "También se va a definir las reglas y lo que se va a presentar al país, que será un manifiesto en un documento que va a tener las demandas del pueblo venezolano contra la cúpula del gobierno y el cronograma de lucha desde el 1 de septiembre hasta que se realice el 20%", manifestó.

Continuó diciendo "la toma de Caracas ya empezó con nuestros hermanos de Puerto Ayacucho caminando hacia Caracas. El 1 de septiembre no sólo es una movilización, también es un proceso de organización que va a derrotar al pero-Estado". Una movilización en paz y por la paz. "Nuestro objetivo fundamental, además de la construcción de esta maquinaria social y partidista, es mostrar la fuerza del pueblo que quiere cambio", agregó. Finalizó diciendo que "quizás este no sea el capítulo final, pero si el momento culminante de esta pelea. Lo aprobado hasta ahora no satisface las peticiones de pueblo. Necesitamos la fecha del 20%".

En los anuncios aun no han definido el lugar de la llegada por razones d seguridad y no sabemos si tendrán planes para evitar el bloqueo. A tan solo horas de ese gran acto cívico, contemplado en la propia Constitucion, no solo los compatriotas repartidos en el mundo harán un alto en sus labores para ver de cerca los acontecimientos, todos los gobiernos del mundo y hasta la Santa Sede volcaran su curiosidad para ver en qué termina esto.

Para ese día los empleados públicos estarán más controlados que nunca y no tendrán excusa para no ir a trabajar. Las realidades son distintas aquel 11A y el meollo del hecho esta en conocer si los cerros se sumaran a la protesta y las calles de Caracas, sean insuficientes para albergar más de dos millones de descontentos que tratan de ir a Miraflores que buscara barreras humanas de colectivos y afectos.

ARISTÓTELES SOTO