Síguenos en: Menu

DEDO EN LA LLAGA: ¡Ilusión del 4F ¡ Por Aristoteles Soto


Febrero 04, 2016

Crisis institucional toco fondo, CAP asumió de nuevo el poder sucediendo a su compañero Jaime Lusinchi y por su liderazgo producto del populismo en su primera gestión, logro obtener la vitoria ante el tigre Eduardo Fernández, quien había desplazado a Rafael Caldera como candidato en el Poliedro de Caracas en su largo afán por mantener siempre el poder; luego paso a la reserva y acabo con sus delfines y regresar en pacto satánico con los golpistas.

Descontento generalizado se advertía, a escasos días de la investidura presidencial con acto faraónico en el Teresa Carreño, donde se monto un escenario análogo al Congreso que contrastaba con la miseria del país. Otra nota social publicada en diario capitalino hablaba de la fastuosa boda de la hija de un rico del valle de Caracas, con flores traídas de Asia y hasta caviar de Rusia. Había miseria e híper inflación condiciones iguales a la de hoy, de pronto un chispazo y produjo el Caracazo, con cientos de muertos heridos y negocios asaltados, donde el ejército puso orden con la metralla.

La población pedía a gritos golpe de estado, en extremo que paredes de Caracas servían para las pintas, el malestar era divulgado, para quienes odiaban a CAP y sobre todo dentro de su partido como Escobar Salom y el llamado grupo de notables que lo llevaron posteriormente el enjuiciamiento y dimisión.

Entretanto, militares formados en la republica civil, unidos al descontento de años atrás con Herrera; les llego el momento en el 92 combinado con civiles y otra parte de la población que aunque no estaba comprometida, apoyo por simpatía y respiro cuando el mismo fracaso, porque creían habría rectificación… más no la hubo. La idea del golpe versaba sobre la defensa de la Constitucion pisoteada por CAP una historia que hoy después de 24 años sigue oculta llena de mitos y mentiras.

La novela del golpe, encuentra numerosas explicaciones incluso que hasta fue producto del caracazo por lo que pregunto ¿Quienes dirigieron esa exterminación? fueron los mismos oficiales en grado de capitanes y mayores siguiendo órdenes del general Ítalo del Valle Allegro y formados en la Escuela de las Américas donde se combatió la izquierda latinoamericana con salvajes métodos que hoy conocemos por cuanto ellos mismos en función de poder lo critican. Un mito que se cae por sí solo.

Solo basta recordar el nombre de Rodríguez Chacin, como uno de los jefes militares en la masacre de Amparo para el 88 y luego como Ministro del Interior en 2002 cuando se ordeno el plan Tiburón el cual consistía en atacar los civiles en su marcha hacia Miraflores. Hoy sin embargo, es el gobernador por el PSUV de un estado central y otros militares bombardeo de Cantaura también con cargos en el régimen donde por igual cayeron otros supuestos guerrilleros.

Todo hace pensar que algunos generales andaban en influjos golpistas y apoyaron a los jóvenes oficiales que en toda su carrera habían demostrado rebeldía. Los generales Peñaloza y Heinz Aizpurúa lo sabían, solo que CAP también en su complejo mesiánico admitió que nunca nadie se atrevería a darle un golpe. Uno de los protectores de Chávez fue el general Jacinto Pérez, es el anciano que siempre vemos en las paradas militares y que a pesar de su edad aun milita en el ejército con rango preciso inventado.

Nunca he podido descubrir quien apoyaba a Arias que era a la postre el más antiguo por lo cual la explicación encuentra sentido, trabajaban para quienes tenían la idea del golpe incluso se cambio la fecha porque este no estaba en el país. Muchos fueron los engañados por sus comandantes con la idea de adecentar el país y cada quien cuenta episodios a su manera, porque la historia es así, la escriben los vencedores. Sin embargo, luego los vencidos fueron vencedores y las historias cambiaron, solo queda el recuento objetivo y veraz de la prensa, y deducir para conocer las diferentes verdades que aun siguen ocultas.

Se recuerda a Morales Bello, anclado en el pasado de la imposición del poder civil con su frase… muerte a los golpistas que lo sepulto para siempre después del poder de dominio que tenía en la Corte Suprema y luego un Caldera, el gran beneficiado metido en el golpe diciendo… no hay democracia con hambre. El caso fue que todos quedaron sorprendidos aunque antes ya habían concurrido intentos contra Herrera en una reunión en Puerto Cabello que nació del año bicentenario de la muerte de muerte de Bolívar en el 83 con el famoso viernes negro y no queda duda fueron preparando el ambiente para cuando tendrían mayor jerarquía como en efecto la tuvieron, para el 92 solo que los conspiradores con mayor rango aun niegan haber estado en la conspiración.

La historia del mayor José Domingo Soler cuando movió los tanques a Miraflores con Simón Alberto Consalvi encargado porque Lusinchi estaba de viaje en octubre del 88 fue un pre aviso pero nada ocurrió, la intuición periodística me llevo a indagar y conversar que vendría un alzamiento, pero no sabía ¿cuando, donde y quien? Para ese momento escribí una columna donde daba cuenta del golpe que se gestaba, no por estar comprometido, sino por mi afán de escrudiñar la historia y observar coincidencias de otros momentos críticos. Recuerdos algunos alumnos, que una vez se produjo el mismo, se acercaron para decirme que si estaba en el mismo, una de ellas es hoy en día juez y para aquel momento era mujer de un coronel de la Guardia que provoco tremendo susto en mi familia.

Luego vendrían los cuentos del héroe y los oportunistas de siempre amparados en los partidos de mayor tradición luego convertidos en socialistas con los mitos y sus andanzas golpistas. Pero ¿Porque fracaso y uno de sus cabecillas se entrego y rindió, doblegando al resto de los comandantes que habían cumplido su propósito? ¿Porque uno de los cacique con menor rango copo la escena? En la primera encuentro respuesta, miedo, porque por su cobardía allá donde reposan sus supuestos restos en el cuartel de la montaña, antigua sede del Museo Histórico Militar en la Planicie, dijo sentirse solo y aferrado con una medalla de la virgen que tenía en su pecho, dicho por el mismo y lógicamente acorralado y asustado por su acción fue aconsejado por un oficial superior de la Armada, Santeliz quien lo había llevado a la Escuela Militar en el 1982 como instructor apoyando su rebeldía, le sugirió que era mejor entregarse porque las fuerzas armas leales vendrían a fuego y sangre a tomar el bastión. La segunda tal vez porque le toco la misión central, atrapar al presidente en la trampa la ratonera que consistía en bloquear las entradas de los túneles entrada y salida de la Guaira a Caracas, solo que Ochoa Antich como que se arrepintió y protegió al mandatario.

Ya la aviación había intimidado a los insurrectos en Valencia y Maracaibo con vuelos rasantes de los F16. Santeliz, pudo retrasar el ataque por cuanto dijo que Chávez tenía en su poder unos misiles que podrían destruir a Miraflores y media Caracas, lo cual resulto después una mentira, era para ganar tiempo.

Sus palabras… por ahora, por la TV le dieron sus cinco minutos de fama, crearon otra esperanza no sabemos si fue espontánea o planificada, pero el caso es que generaron mucha incertidumbre en la idea que vendrían mas acciones y genero hasta lastima del pueblo por los oficiales que había perdido su carrera, incluso gente seguidora del propio CAP.

Luego en la cárcel vendrían los pleitos con el resto de los conjurados, Jesús Ortiz Contreras, Yoel Acosta Chirinos y Jesús Urdaneta Hernández por la derrota, incluso le recordaron su pasado en el 90 cuando fue reprobado en el curso a Teniente Coronel y de allí su fracaso. Más tarde en el poder diría Chávez que había cumplido con el sueño militar de triunfo controlar a Caracas, una especie de dogma de los castrenses.

En Maracaibo, Arias Cárdenas, el de mayor rango había cumplido, todo estaba bajo su mando a excepción del comando de la Disip en el milagro norte, donde expertos policías de la DISIP se batían a tiros con los pobres reclutas usados como carne de cañón y podría afirmar sin temor a equivocarme que era el cabecilla usado por los oficiales superiores para su propósito solo que Chávez se adelanto por estar en el asiento del poder. El Chivo Acosta Chirinos en Valencia y Urdaneta en Aragua, también cumplieron. Chirinos había tomado también con éxito la base militar aérea de la Carlota.

Años más tarde queda demostrada la hipótesis Arias como punta de lanza, cuando el propio Caldera los indulto nombro a este jefe del Payme en el gobierno del chiripero, luego con ese mismo apoyo logro la gobernación del Zulia cuando el general Raúl Salazar vino al Zulia a descabezar el poder civil y nombro gobernador a Arias sacando provecho de un adeco que dividió la votación de Omar Barbosa con 10 mil votos, y aun así perdía.

Salazar fue más allá y castigo al jefe del CNE Asdrúbal Ramírez quien fue hasta vilipendiado con ella frase enérgica… tráiganme al que llaman cocodrilo ese. En mi concepto es el momento cuando el poder civil se arrodillo ante el militar por culpa de Caldera y que aún se mantiene en la prepotencia del uniformado.

El tiempo vuelve hoy a celebrar o conmemorar, todo depende para como quien lo vea, el golpista se hizo caudillo y el caudillo se formó en tirano unido a su camarilla destrozaron el país, con una inflación que supera todas las barreras mundiales y en donde ahora el pueblo añora un cambio de nuevo a la vida civil. En mi recuerdo hace 6 años, provoco mi salida de un diario de la localidad, cuando escribí el documento secreto de los golpistas que molesto al editor que se acercaba al proyecto revolucionario.

Sus propios compañeros del 4 F hoy angustiados por su error, siguen pidiendo perdón. Unido al dolor en el alma de quien perdieron posesiones y familias, unas en el exilio otras en el silencio del campo santo. También molestos de cómo un grupo de civiles, mujeres y hombres alabando el ego del comandante subieron a la cresta del poder, sin haber arriesgado nada ese día y disfrutar las mieles del poder que condenaron la gesta del 4F. ¿Día de la Dignidad?

Aristoteles Soto