Síguenos en: Menu

DEDO EN LA LLAGA | DE JAP EN CHILE A CLAP DE VENEZUELA… HAMBRE PAREJA Por: Aristóteles Soto


Septiembre 13, 2016

Se acerca último trimestre del año, mientras resultados de medidas económicas no se manifiesta, nombran generales como protectores de distintos rubros como logística, para evitar el acaparamiento con el interés de crear una guerra sicológica estratégica e inventar una bolsa Clap mas tarjeta para ofrecer alimentos a seguidores del régimen, al mejor estilo de países comunistas… y olvidan esto:

Juntas de Abastecimiento y Precios, JAP, fueron creados en Chile siguiendo el mismo patrón de Fidel, en este artículo se encontraran semejanzas que llevaron al ejército a rebelarse por la hegemonía cubana, con golpes de cacerolas en el año 72 caída de Allende. Coincidencias entre ambos pueblos se presentan de nuevo e invitamos a leer el informe de inteligencia de aquella ocasión que habla del incremento de sueldos y bachaqueo incluido.

Hoy día la población no consigue azúcar, té, arroz, fideos, carne, leche en polvo, huevos, manteca, porotos, quesos, lanas y otros productos de primera necesidad. Las filas en los comercios y en los almacenes populares son kilométricas. La gente ya no pregunta que venden, pues llega a la fila y se queda horas y horas, esperando cualquier cosa…Informe textual en Chile, ¿coincidencias verdad?

En nuestro país la desnutrición hace estragos y solo basta observar a nuestros vecinos como bajan de peso y escuchar el lamento de la dieta de Maduro. Pero, lo más grave aún no ha comenzado, desde hace un año publique la realidad de los puertos que no tenían movilización de mercancías de alimentos y que provocaban la escasez en alacenas. De paso, el bajón de los dólares para existencia, no permite reponerlas. CAOS TOTAL, te invitamos a observar realidades.

Resulta imposible mejorar abastecimiento por cuanto no hay políticas ni acciones lógicas, para enfrentar la crisis, rubro por rubro, los diferentes sectores han expuesto su crisis combinado con los exportadores tradicionales, donde por igual también afirman estar desprovistos de fertilizantes y existencias los rebaños, por igual lentamente se descapitalizan. Como remedio, aumentan salarios, para agigantan mas el problema por su populismo de atender la clase trabajadora porque el presidente es obrero y su mentalidad cree que aumentando los emolumentos habrá dinero para comprar, pero comprar que ¿?.

Los empresarios del campo, no aguantan la crisis de exageraciones que obliga a despedir sub alternos para crear más angustia. En consecuencia los resultados del ayuno voluntario aumenta considerablemente en extremo que empresas como More Consulting afirma como la mitad de la población consume menos alimentos repartidas en un 41 que lo hace tres veces, otro 41 dos y un tercero 14 por ciento una vez.

Ya Chile hace 40 años vivió estos sucesos con los resultados conocidos. "Allende no murió por socialista, sino por incompetente" nos explicaba en su momento el economista Paul Rosenstein al poco tiempo del ascenso de Pinochet al poder, simplemente: "realizó una sustancial distribución del ingreso que incrementó en forma sustancial la demanda, pero no hizo nada para aumentar la producción y satisfacer dicha demanda. En lugar de ello emitió dinero. Un colapso así era inevitable" (Rosenstein 1974).

Pinochet junto con todo el generalato descubrió que el "poder de compra había sido ficticio" porque con "la emisión descontrolada de billetes y los productos controlados, el consumo se desbordó (…) pronto apareció la escasez y la miseria (…) el dinero sobraba pero no había nada que comprar (…) así apareció el mercado negro donde los productos de primera necesidad se transaban hasta 10 veces su valor" y "el dólar que cotizaba a 12,21 escudos en 1971 se elevó a 100, llegando a los 3.500?. Uslar Pietri, un año antes de que tumbaran a Allende, lo visitó y observó en las calles: "el inmenso malestar y descomposición de la situación social y económica. Había una inflación gigantesca, un mercado negro increíble (…) a las puertas de los abastos, se hacían colas inmensas (…) había escasez de todo".

Informe Confidencial, B-5
Dirección de Inteligencia de Carabineros


"Como me fue solicitado, procedo a consignar ante el señor General el informe sobre las Juntas de Abastecimiento y Precios, organismos creados por el gobierno hace poco más de un año, y que actualmente están bajo la supervisión del general Bachelet. Para entender la situación, hay que remontarse a principios del año pasado cuando la crisis se agudizó. En honor a la verdad, los ministros de finanzas no supieron manejar los problemas económicos. Ante la caída de la economía, el gobierno comenzó a emitir billetes en grandes cantidades, y el Escudo se depreció. Cuando aplicaron el control de precios de los productos, las fábricas disminuyeron su producción, pues ningún empresario invertirá en algo que no le de ganancia. La escasez de comida comenzó a afectar a la familia chilena. El mercado negro se convirtió en una opción. Estantes vacíos por ausencia de productos y alimentos, especulación, mercado negro, fueron los elementos que dispararon la inflación. Los dólares salieron rápidamente del país. El gobierno del Presidente Allende intentó detener la crisis alimentaria creando la Secretaria Nacional de Distribución y el 4 de abril de 1972 anunció las JAP. A cargo colocó al general Bachelet, quien daría el apoyo técnico necesario.

"En teoría todo estaba bien. Las JAP tendrían inspectores ad honorem que fiscalizarían y contarían como poder ejecutivo a la hora de las sanciones. Estas juntas de abastecimiento, conformadas por el pueblo, controlarían la venta de alimentos a través de los comercios establecidos. Al comerciante se le ofreció un diez por ciento de la mercancía para que la vendiera como quisiera, y el otro 90 por ciento sería distribuido por la JAP. Pero la práctica resultó en una total distorsión. Estas JAP pronto fueron dominadas por el Partido Comunista y, en menor grado, por el Partido Socialista. Para entregar la tarjeta que daría a cada chileno el acceso a la comida, comenzaron a exigir la militancia comunista o socialista. Y los del MIR además crearon otros organismos llamados Comandos de Abastecimiento Directo. Con fusiles y pistolas se aparecían en los comercios, para obligarlos a vender comida a sus simpatizantes y militantes.

"Luego de un año de evidente discriminación política en la venta de alimentos, cuando la mayoría de la población protestaba en la calle, el gobierno aceptó que algo andaba mal, y entonces en febrero de este año creó un reglamento para las JAP. De acuerdo con nuestras investigaciones, eso no soluciona nada, pues el problema no es la distribución. En estos momentos, cuando nos acercamos al último trimestre de 1973, la escasez de alimentos es crítica. Hoy día la población no consigue azúcar, té, arroz, fideos, carne, leche en polvo, huevos, manteca, porotos, quesos, lanas y otros productos de primera necesidad. Las filas en los comercios y en los almacenes populares son kilométricas. La gente ya no pregunta que venden, pues llega a la fila y se queda horas y horas, esperando cualquier cosa. Simplemente hay hambre. El fondo de todo esto es el mal manejo de la economía, y hemos escuchado a gente que sabe del tema, diciendo que esto de las JAP y la tarjeta para comprar comida es una copia del sistema cubano de distribución de alimentos.

"La secretaria Nacional de Distribución ha resultado ser un fiasco. Al parecer el general Bachelet, por razones que habría que investigar, no controló las JAP y estas se pusieron al servicio de la politización del hambre, como dicen algunos. El general no es integrante de la Unidad Popular del gobierno, ni de algún otro partido, y al parecer el cargo lo sobrepasó. Los enemigos políticos dicen que en esas JAP hay corrupción, que muchas tienen que ver con el mercado negro. Lo real y tangible es que este tema de la comida para el pueblo, es vital para que el gobierno socialista de la UP supere las graves dificultades en las que se encuentra. Según informaciones recabadas por nuestros agentes, se rumora fuertemente que habrá cambios en la comandancia del ejército. El general Augusto Pinochet es el candidato para asumir al mando, y es de esperar que remueva al general Bachelet de la jefatura de las JAP".

La mala noticia de la situación venezolana es que todavía no se ha tocado fondo: los productores agrícolas tienen los inventarios agotados y han perdido cosechas, por lo que especialistas predicen que el año que viene puede haber una agudización de la ya dramática condición de escasez si el gobierno no implementa medidas urgentes

A la crisis que atraviesa el país se une la fuerte inflación, que podría cerrar el año por encima de 700%, pronostica el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Mientras los insumos no se consigan y todo el proceso de siembra no pueda completarse, las cosechas se seguirán perdiendo y las consecuencias serán cada vez más drásticas. La historia en su ciclo se repite, pero el hombre hace caso omiso por su prepotencia como lección de vida.

ARISTÓTELES SOTO