Síguenos en: Menu

DEDO EN LA LLAGA: bochinche…bochinche…bagarre por: ARISTÓTELES SOTO


Agosto 07, 2016

cuando Miranda en pleno apogeo revolucionario, enfrentando traiciones y desorden no podía comandar sus tropas para enfrentar al general Monteverde; sobre todo cuando se daban ordenes a soldados analfabetas… en francés.

Así estamos hoy en cuanto a la naturaleza juridica, después de 200 años juristas consagrados ofrecen alternativas de su intelectualidad mediocre para disolver el parlamento, al mejor postor en dólares o euros y donde otros incultos fanáticos aplauden, como focas. Por ello, la frase del General Miranda:

Estamos en el mismo punto inicial, no crecimos en madurez política y por eso tenemos los gobernantes que nos merecemos, de nada valieron los inmensos recursos que como nación privilegiada otorgo la naturaleza pero, producto del subdesarrollo nos convertimos en una república bananera con figuras pintorescas de militares gorilas llenos de medallas e inmensas fortunas en el exterior y nos caricaturizan como payasos.

El avispero, se arma de nuevo en la acorralada trinchera del oficialismo, que no quiere contarse para medir su popularidad de gobernantes y trata de imitar otra ópera bufa de la América Central, Nicaragüita, con el mismo sistema de quítate tú, pa ponerme yo en donde se disolvió la representación de oposición al mismo tiempo que eliminaron su candidato.

Ya Chávez en el 99 lo hizo… "Si el congreso está pensando, yo no quiero ni creerlo, en remover al consejo electoral por el solo hecho de cumplir con su obligación legal (de realizar el referéndum pedido por decreto presidencial), estaría el congreso saliéndose de la ley. Entonces habría que disolverlo".

La nueva Constitucion, no permite tal aberracion, pero ahora buscan senderos al afirmar que Constituyentes se inspiraron en la francesa en un sistema semi presidencialista. Esta ola de estupideces amenaza la real democracia en donde los países desarrollados nos observan como siempre lo atestiguan, indios con flux y descalzos… ¿Que no lo crees? te invitamos a leer.

Tras la barrida en comicios parlamentarios del pasado 6 de diciembre, el enfrentamiento surgiría y el oficialismo se armo para esperar la arremetida democrática. En varios lugares del articulado -236, 240, 350- se especifican ciertamente casos en los que el Presidente tiene facultad de disolver la AN empero, indudablemente están condicionados a reglas que en ningún caso conduzcan a desobedecer la voluntad de un pueblo y por ello la anterior AN violento acciones para nombrar a la carrera y sin competencia, una nuevo TSJ de acuerdo con sus intereses que hoy vuelven a esgrimir como única posibilidad, sin saber que el mismo es derivado del parlamento.

La disolución se contempla, pero siempre y cuando la AN destituyera tres veces al vicepresidente ejecutivo y se podría apelar al 240, pero hasta ahora ese hecho no se cumple y buscan otras excusas de interpretación a la ley, para justificar su acción. El artículo 240 de la sección tercera del vicepresidente ejecutivo, reza: "La remoción del vicepresidente ejecutivo o vicepresidenta ejecutiva en tres oportunidades dentro de un mismo período constitucional, como consecuencia de la aprobación de mociones de censura, faculta al presidente o presidenta de la República para disolver la Asamblea Nacional".

Hasta ahora todo está igual y hasta recordamos esta expresión "Los diputados de la oposición se plantearon reducir el período constitucional del presidente Nicolás Maduro a través de una enmienda, ellos no saben que el presidente también puede presentar una enmienda en Consejo de Ministros sin pasar por la Asamblea Nacional", afirmó Hermann Escarrá, un frenazo hubo cuando el parlamento accedió a contarse con el pueblo en un pelo a pelo y el pintoresco salta cercas a quien primero alegaba posiciones en contrario cuando estaba en la oposición, prefiere ahora utilizar el artículo 236, numeral 2 cumplir y hacer cumplir esta Constitucion en defensa de ella , en manos del Presidente de la Republica.

Los invitados al ridículo tienen puerta abierta, entonces surge una figura inmoral capaz de ser engañado por un mentiroso como lo es el tal mitómano Giovanni Vásquez el testigo estrella por que cuando le miro los ojos y sintió que le decía la verdad, en el caso del fiscal Anderson asesinado por su propia gente y así crear una conspiración para comprometer gente inocente. El mismo había sido vicepresidente y renuncio para a su militancia contraviniendo disposiciones constitucionales, Isaías Rodríguez, ahora embajador de Venezuela en Italia, quien había renunciado a su cargo en España para ocupar un nuevo cambur en el gobierno de Maduro, luego fue reenganchado, en su nuevo status de jala mecate quien afirmó que el presidente Nicolás Maduro está facultado para poder disolver la Asamblea Nacional (AN), pues la Constitución lo ampara.., apelando a una nueva estrategia… El parlamento francés.

"En los regímenes presidencialistas el presidente no puede disolver el Parlamento y aquí, en esta Constitución, hay una posibilidad con la cual el presidente puede disolver el Parlamento", especificó.
A este respecto, agregó: "Esa norma que le confiere al presidente autoridad para disolver el Parlamento, la Constituyente la trajo de Francia (…). Era costumbre en el parlamentarismo francés que los parlamentarios obstaculizaran la labor del Poder Ejecutivo y por esa razón se incorporó esa norma y la han aplicado dos veces en Francia. Es una manera de garantizar la estabilidad institucional de un Estado".

La aseveración la hizo luego de explicar que en Venezuela el régimen gobernante no es presidencialista, ni parlamentario: "Es semipresidencialista porque en nuestro régimen todo el poder está en la Sala Constitucional. ¡Está en el poder judicial!". Simplemente sin palabras.

Otros esgrimen el artículo 350 expresa: "El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contrarié los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos". Pero, olvidan que puede ser aplicado en contrario por cuanto el Ejecutivo está en desobediencia de otro poder tan soberano como él. Todos olvidan una regla básica en los primeros años de estudios del derecho, la balanza de los poderes y prefieren acogerse a otros regímenes autoritarios, tal vez siguiendo el ejemplo de un país bananero en su esencia como Nicaragüita, donde Ley 919 le da la capacidad al poder ejecutivo de determinar qué proyectos o políticas deben ser considerados de interés nacional y toda persona u organización que trabaje en contra de esos intereses entra a ser considerado un enemigo del Estado permite ordenar interceptaciones a las comunicaciones y cierres de organizaciones sociales. Y por eso la decisión del CSE tiene su origen el 8 de junio del presente año cuando la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que opera bajo control de Ortega, le retiró la representación legal del principal partido de oposición, Partido Liberal Independiente (PLI), a Eduardo Montealegre y se la otorgó a Pedro Reyes – un dirigente reconocido en la vida política nicaragüense por su cercanía con Ortega.

El siguiente paso fue la decisión del Consejo Supremo Electoral, también bajo control de Ortega, despojar de sus escaños a 28 diputados la Alianza Partido Liberal Independiente. De esta manera se eliminó a la oposición de la contienda electoral y se eliminó su representación parlamentaria. Ortega controla ahora la totalidad de los Poderes del Estado y anuló la democracia representativa. Chávez amenazó con disolver el congreso el 15 de febrero de 1999 dijo que iba a dictar un decreto presidencial para convocar a una consulta nacional, dijo estar más dispuesto que nunca a llevar a cabo la Asamblea Constituyente. Para ese momento algunos parlamentarios, plantearon la remoción de la directiva del Consejo Nacional Electoral. "Si el congreso está pensando, yo no quiero ni creerlo, en remover al consejo electoral por el solo hecho de cumplir con su obligación legal (de realizar el referéndum pedido por decreto presidencial), estaría el congreso saliéndose de la ley. Entonces habría que disolverlo"

Después de 200 años, de aquel bochiche, según Miranda, hoy de nuevo somos pastos de la tragicomedia producto de nuestra raíz española, mezclada con ignorancia de quienes nos colonizaron, con el desorden y vileza para seguir en el mando. Solo un español, podría ser admirado, y fue aquel Capitán General, EMPARAN, cuando frente a su pueblo dijera que alzaran la mano quienes lo querían en el mando, creyendo que los nativos eran pendejos y alertados por un sacerdote, dijeran… no. ¿Hará lo mismo Maduro?

ARISTÓTELES SOTO