Síguenos en: Menu

Decisiones que "Cambian tu vida" por: Albenis Rafael Sarcos


Septiembre 19, 2016

Cuando iniciamos en el camino de la vida, marcamos nuestro transitar con rectas y curvas, cada recta representa posiblemente momentos estables que no necesitaron cambios o quizás zonas de confort de la que no queremos salir, porque es lo que soñamos, por temor a perder lo que se ha conseguido o simplemente por oponernos a un cambio que altere lo que se ha hecho normal para nosotros.

Hace años tenía un buen trabajo, como el que muchos buscan, un pago muy por encima de las expectativas normales, beneficios que generaron una estabilidad enorme, casa, carro y lujos que en un momento parecían difíciles de vivir. Decidí en una encrucijada de la vida ser leal a los principios que mis padres me inculcaron, uno de ellos la lealtad y el otro agradecimiento. Sabiendo que ponía en riesgo todo lo que estaba viviendo, pero sabiendo en mi conciencia que era lo correcto, para mi lo era y me hacía sentir bien internamente y con mi familia.

Al final, esa decisión terminó por hacerme regresar a donde inicié mi vida, para muchos puede que haya elegido mal, debía optar en aquél momento por la oportunidad que representaba estabilidad económica y no por la que me daba estabilidad emocional y de conciencia. Recordé en esos días a un viejo asesor que me dijo "Eres un romántico de la vida", posiblemente creer en que lo primero que debe privar en una decisión es estar bien conmigo y mi conciencia sea mero romanticismo, pero cada quien debe poner en su balanza lo que su yo interno le dice, así la acción que hagas aunque termine en error, no será juzgada por ti en tus reflexiones internas.

Ese mismo viejo asesor, me contó que un día estando en Inglaterra, trabajando para un reconocido periódico de esa nación, decidió regresar a su país, allí conoció su gran amor, un amor que lo llevó luego a a vivir momentos felices pero otros duros, yo lo conocí en esos momentos duros. Le dije en esos días, "cómo una decisión puede cambiar tu vida, te has detenido a pensar qué sería de ti si te hubieses quedado, seguro que no estuvieses pasando por esto, pero tu afán de venirte cambió tu camino para siempre".

En la vida también hay curvas, yo diría que está llena, de allí lo complejo de vivir y de saber tomarlas. Esas curvas son nuestros cambios de rumbo y es allí donde me gustaría hacer la mayor reflexión del artículo. Creo firmemente que cuando nos sentamos a pensar en darle un giro a nuestra vida, no son cosas que se toman a la ligera, un aventurero exitoso pudiera decirme que estoy errado en mi pensar. Un amigo me decía que para cambiar nuestra ruta de vida hay que tener algo de aventurero, de loco y de poco reflexivo.

Sin duda que debe existir algo de aventurero, que prefiero llamar "arriesgado", pero también es cierto el que "quien no arriesga, no gana". Pero hasta el que apuesta en un caballo, lee la revista, analiza los entrenamientos, las carreras anteriores y luego arriesga su dinero en la apuesta que viene resultar en ganancia o pérdida, confiando en otros aspectos importantes, en las decisiones como la confianza en nosotros, el instinto, la presunción y para mi en lo personal "la fe" en que hay un ser supremo que con sus hilos nos conduce como un padre con sus hijos pequeños.

En el regreso, siempre estuve convencido que el momento de volver a cruzar iba a llegar, porque lo deseaba, era cuestión de decidir. Pero antes de asumir ese cambio, me tracé pequeñas metas que me permitieran en la nueva curva contar con mejores herramientas personales y profesionales que garantizaran que el próximo éxito o triunfo fuera para siempre o duradero. Ese es un aspecto importante para tomar una decisión, contar con los elementos que permitan sortear las dificultades normales en el camino, ¿Qué conocimientos y experiencias tengo? ¿Qué debo aprender? son preguntas que debemos hacernos.

Con estas palabras escritas, intento que entendamos que las decisiones deben pensarse antes de actuarse, conocernos a nosotros mismos y nuestra capacidad ante lo que se puede presentar en esos escenarios fuera de nuestra "Zona de Confort". Lo que nunca puedo decirte es que no te arriesgues, esas osadías son las que nos han traído hasta aquí a los seres humanos, esas decisiones arriesgadas son las que han permitido evolucionar a nuestra raza, superando cosas que creíamos imposibles.

La vida es un suspiro, siempre me lo digo, que tu vida sea una línea recta depende de ti y de tus objetivos, tus metas, tus sueños, son esos anhelos los que te hacen cruzar, virar hacia ellos, cambiar tu vida. Yo inicio hoy (Septiembre 17 de 2016) una curva enorme, voy tras mis sueños. Más adelante seguro estoy que les escribiré como fue mi camino al éxito.
Soy Albenis Sarcos y estas son mis reflexiones…

ALBENIS RAFAEL SARCOS