Síguenos en: Menu

Deber insoslayable


Octubre 27, 2015

En Venezuela, la sociedad civil compuesta por los ciudadanos, excepto la casta militar y las Iglesias como tales, viene a constituir la más genuina representación del espíritu libertario y democrático que nos legaran los próceres independentistas. La misma como entidad jurídica y social, tiene en estos momentos ante sí, el insoslayable deber, sagrado como ningún otro, deber ciudadano excelso, de acudir masivamente el 6 de diciembre a depositar su voto para el rescate del país, de las libertades individuales y de la propiedad privada, de manos del castro-comunismo, la dictadura de la dupla Maduro-

Cabello y de los militares de tendencia marxista que conforman el alto mando.

Nuestros tradicionales defectos, debilidades, errores e indolencia que nos mantienen en lo más profundo del foso del subdesarrollo y de la pésima calidad de vida, muy particularmente, en materia de libertades y de derechos ciudadanos, se deben fundamentalmente, a la serie de traumas, complejos e inmadurez política, de mitos obsoletos acerca de héroes y caudillos del pasado que mentalizamos. De hecho, seguimos viviendo de los recuerdos del glorioso pasado, habiéndonos quedado dormidos sobre los laureles.
Por lo señalado, es un deber sagrado de insoslayable cumplimiento el que toda persona con conciencia ciudadana y sentido patriótico genuino, salga el 6 de Diciembre de 2015 a depositar su voto contrala dictadura comunistoide que nos abruma, contra el militarismo que en mala hora volvió a tomar el poder, abriéndole las puertas a los tiranos más longevos del Caribe para hacerse del petróleo y las riquezas de Venezuela.

El régimen castrista-chavista-madurista, fiel a la consigna internacional marxista de la izquierda radical de "No volverán", no piensa entregar el poder bajo ninguna circunstancia. Lo de ellos es mantenerse en el mando, cueste lo que cueste y por encima de toda circunstancia, así tengamos que enfrentarnos los venezolanos a la peor de todas las desgracias, como lo es una guerra civil. Está ya más que claro y esto lo han señalado una inmensa cantidad de analistas políticos nacionales y extranjeros: El régimen madurista que gobierna en Venezuela, no va a salir del poder por vías electorales y democráticas.

Lo de ellos es la fuerza y la presión: Los militares institucionalistas y anticomunistas y las presiones económicas internacionales de los Organismos y la Banca mundial tienen mucho que decir. Pero para ello necesitan de un basamento real y objetivo: Que las fuerzas de la sociedad civil, las ONG y los partidos políticos y sus seguidores, acudan masivamente a los centros de votación para depositar por lo menos 10 millones de votos en contra del oficialismo para poder de ese modo rescatar a la Asamblea Nacional. Sin miedo y por el rescate de Venezuela y el futuro de nuestros hijos y nietos: Despierta Venezuela. Llegó tu hora de libertad!!!

Kaled Yorde