Síguenos en: Menu

DÁMASO JIMÉNEZ: Es el modelo, estúpido


Febrero 25, 2016

Es una locura ver como Maduro hunde un país en crisis que desconoce. Al menos sus anuncios económicos evidenciaron la imagen de un jefe de Estado perdido en la nebulosa de un pasado revolucionario que ya no existe.

Las últimas cadenas no muestran un líder sino un mediocre operador extraviado del momento histórico que nos hará implosión en la cara de un momento a otro. No genera confianza, por el contrario da muestras de estar desorientado de la realidad venezolana. Ignora el acontecer del país que se bate a duelo en una larga y agotadora cola. Su gobierno solo busca politizar el conflicto, hacernos esclavos de la crisis, porque ya el sueldo no alcanza a nadie para nada.

Maduro es un presidente boliburgués intentando adivinar el precio de una empanada en la calle. Mucho menos sabe que la carrera mínima de un taxi supera el millón de bolívares en caso que le devolvieramos a la moneda los 3 ceros de la reconversión; o que un sueldo mínimo con aumento del 20 % incluido (11 mil bolívares), no alcanza ni para los almuerzos de la semana de una solo trabajador.

¿Tendrá idea por ejemplo de que las mafias del mercado negro en bolívares aúpa el robo de cauchos, baterías y repuestos? ¿Que una batería o un caucho pequeño superan los 50 mil bolívares en el más solidario de los mercados? Seguro creerá que el aumento de la gasolina no incidirá en los precios de productos ya encarecidos por la escasez, o peor aún que las medidas no afectarán a los más pobres porque no tienen vehículo, o solo improvisa una y otra vez esperando un milagro, pero los milagros no existen en economía.

La distorsión en el país es tal que aunque el aumento de un 6 mil por ciento del combustible de 95 octanos no alcanza para cubrir el costo de producción de un litro de gasolina, genera una altísima inestabilidad en la ya enfermiza economía que padecemos, con una inflación de 180,9% y un retroceso del PIB de 5.7%, según cifras del 2015 aportadas por el BCV un día después del inflamable anuncio económico.

Maduro devalúa nuevamente la moneda por octava vez en sus casi 3 años de gobierno (37% en esta oportunidad), pero manteniendo una de las causas principales de la tragedia que llevamos a cuesta como es el control de cambio, implementado para sostener un modelo comunista basado principalmente en la corrupción.

Mantener el dólar "protegido" en 10 bolívares es dejar encendida la hoguera del dólar paralelo. El negocio de los enchufados seguirá siendo convertir el "protegido" en "paralelo" a costa de la mal herida producción nacional.

Cómo pretende el gobierno llenar de alimentos los anaqueles de los mercados del país sin producción posible. Con qué poder adquisitivo serán comprados.

Ahora el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, se quiere mostrar reflexivo ante las pocas divisas que ingresan al país. Hace solo uno años, en uno de sus desparpajos de sinceridad reveló el verdadero rostro del modelo y su real plan para atornillarse eternamente al poder.

El control de cambio permitió al chavismo mantener una costosa cartera clientelar basada no en planes sociales sino en una franquicia de esperanza fatua para los pobres. El control de cambio es una medida política que hizo poderoso al gobierno, mil millonarios a los corruptos y cada vez más pobres a los venezolanos.

Esa pobreza activa además debía multiplicarse porque representa el voto obligado con el que cuenta el chavismo invencible, a cambio de dádivas y misiones parásitas que no producen absolutamente nada.

El chavismo es chantaje y gusta de hacer largas listas de esperadores. Algunas ayudas llegan en forma de apartamentos sin titularidad, taxis que dan y quitan, medicinas y ayudas en efectivo a través de las misiones, pero nada es gratis.
Ahora sin divisas y con el barco de la revolución haciendo aguas se ven obligados a cambiar la fórmula, pero el chantaje es el mismo. Paja más, paja menos por la nueva coyuntura, el propio Aristóbulo Istúriz soltó otro de sus desparpajos de sinceridad. Para mantener el modelo se hace necesario controlar los alimentos y por lo tanto declararle la guerra a la Polar y las pocas iniciativas privadas que aún sobreviven al gobierno.

"Hay que controlar el alimento para controlar a la gente, hay que controlar al dólar para controlar al mundo, tenemos confianza en que el nuevo modelo de producción funcionará, ya que no basta con el modelo rentista petrolero", dijo un Aristóbulo pasado de lumpias.

El problema no es solo sacar constitucionalmente a Maduro del poder, hay que sacar de tajo el modelo basado en el secuestro económico, el chantaje y el engaño político.

Si no cambiamos el modelo no habrá inversión de ningún tipo y terminará haciéndose cada vez más voraz el sistema de controles para sostener el gobierno.

Las medidas anunciadas exigen al ciudadano pagar las consecuencias por los abusos y errores del gobierno, pero en ningún momento Maduro asume un plan de austeridad o reduce el gasto público.

Estos anuncios sin correctivos reales traerán más hambre y miseria a los venezolanos, porque el modelo es insaciable, no produce ni permite el crecimiento y el desarrollo de ningún sector.

El premio nobel de la paz, Oscar Arias, refirió como cínica la intención burda del gobierno de achacar la actual crisis a la guerra económica y la inflación inducida, cuando todos sabemos que se trata de las consecuencias de un modelo fracasado.
"No es posible salir de esta crisis profundizando el modelo actual sino abandonándolo", dijo Oscar Arias en Venezuela, no sin advertir la necesidad urgente de devolverle al sector privado la seguridad jurídica y la confianza necesaria para generar empleos y corregir errores, permitiendo la inversión y diversificando la economía.
El chavismo entregó el país al más salvaje de los capitalismos existentes. El mercado negro es un lugar donde las mafias se apoderan a la fuerza de los pocos recursos de la gente. Nadie debería estar condenado a ser inquilino de una patria de mafiosos.

Tips con tabardillo

***Maduro asegura que los recursos del aumento de la gasolina irán para las misiones, torpe mentira del régimen porque el aumento en bolívares no alcanza para cubrir los gastos de producción del combustible mucho menos para seguir financiando el clientelismo político populista. El chavismo terminó tomando una medida neoliberal mucho más radical que cualquier gobierno de derecha, lo que será imposible borrar o explicar a los simpatizantes socialistas que se dan golpes de pecho con el tema de la revolución para el pueblo.

***Juan Pablo Guanipa tomó la bandera del revocatorio en el Zulia pero tampoco descarta la enmienda para buscar los cambios que el país requiere. El diputado señaló que pondrán en marcha las dos vías, enmienda y revocatorio.. "Haremos la solicitud al CNE y una vez interpuesta esa solicitud hay que salir a la calle para presionarlo con nuestra presencia cívica y pacífica. La opción de la enmienda es de la Asamblea, la del revocatorio es una opción popular", aclaró Guanipa.

***La situación de abastecimiento de mercancías en Venezuela se agrava peligrosamente. Este fin de semana las colas aumentaron y no se conseguían productos de ningún tipo. Hubo rumores de saqueo a tiendas y camiones. Mercancías como baterías, motos, repuestos, cauchos, maquinaria, tecnología simplemente no existen. Este fue el primer fin de semana de escasez extrema después de las medidas económicas, lo que ha impulsado a una constante subida de precios sin control. La escasez, el contrabando de los bachaqueros y la apatía de las autoridades han creado un despreciable mercado negro que trafica con el dolor y la miseria del pueblo. La única respuesta del gobierno a toda esta crisis es la matriz de una conspiración empresarial con apoyo de la CIA que se niega a vender la mercancía en sus negocios a pesar de tener los inventarios repletos, pero esa teoría de la "guerra económica" hace tiempo que perdió impacto en la población y terminó siendo falsa y contraproducente.

***Para la Federación Farmacéutica de Venezuela "La escasez de medicinas va camino a 60%, (…) es grave cuando el Estado venezolano a través del Banco Central de Venezuela –BCV- (reconoce que) las fallas estaban en 50%." Ahora la escasez de medicamentos es de 70% y las divisas no se liquidan de forma planificada. Según el Colegio de Farmacéuticos el problema de abastecimiento empeorará

***Lester Toledo puso a temblar a Arias Cárdenas durante su intervención -pruebas en mano- ante la comisión permanente de Contraloría de la AN, la cual determinó dar luz verde a la interpelación que deberá librar el gobernador del Zulia, tan mal visto por estos días incluso en el seno del chavismo, donde también tendrá que explicar los actos de conspiración contra Maduro para forzar su renuncia. Toledo destacó que el camaleónico mandatario regional recibió 29.313.621.252,59 BsF + créditos adicionales 19.400.783.130 BsF para un monto toral de 31.309.206.467 BsF, cuando la suma del presupuesto ordinario fue de 11.908.423.337 BsF, es decir que recibió más que cualquier otro gobernador de la entidad en un solo período que aún no culmina y es la región con menos patrullas, construcción, desarrollo y calidad de vida para la gente. La pregunta para Arias Cárdenas y su combo: ¡Dios mío, que hicieron con todo ese dinero! Estamos de acuerdo con Toledo, las cuentas no le cuadran a Arias y le están fallando dos millardos de bolívares fuertes en el presupuesto total que recibió en el 2015. Habrá que seguir la ruta de todos estos dineros, quién quita que hayan terminado en Andorra, EEUU o Canadá. Arias Cárdenas recibirá en materia presupuestaria 129.753.074.62 Bs.F, seis veces más que su antecesor, Pablo Pérez. Según Toledo a Arias Cárdenas le dicen "crédito adicional" porque no los pela. Su gestión ha recibido en créditos adicionales mucho más que en presupuesto ordinario. Pero ojo, la interpelación podría llevarse a cabo antes que deje el PSUV para intentar inscribirse en Voluntad Popular.


Dámaso Jiménez