Síguenos en: Menu

¿Cuándo van a reaccionar?


Julio 18, 2014

En respuesta a mi último artículo "La Constituyente", una persona me escribió por Twitter lo siguiente: "¿Qué más tiene que pasar en este país para que ustedes reaccionen?".

Para mucha gente no existen sino dos opciones: o los políticos salen a la calle para forzar la "renuncia constitucional" de Maduro o son colaboracionistas del régimen.

Esa opción fue ensayada en el año 2002. Se ejerció la más contundente presión pública para sacar a un presidente. Se hizo con el apoyo de todos los medios de comunicación, la Central de Trabajadores, Fedecámaras, Pdvsa, muchos gobernadores y alcaldes, todos los partidos políticos y manifestaciones multitudinarias. El presidente Chávez, muy mal evaluado al inicio de esa estrategia, vivió en las encuestas un proceso de recuperación impresionante y término gobernando 12 años más hasta que la Providencia se lo llevó.

Una consecuencia peor fue que buena parte de los sectores populares terminaron alienados contra una opción que, por sacar a Chávez, estuvo dispuesta a dejarlos sin gasolina, sin gas para cocinar, sin trabajo y sin alimentos. Eso de alguna manera explica por qué, a pesar de la crisis económica, los sectores más necesitados de la población siguen sin voltear para la oposición que, mientras más se radicaliza con los temas políticos, más se aleja de los temas que le preocupan a la gente y más le reafirman que su única motivación es el poder.

Los que de un lado y del otro plantean la política como una lucha agónica por el poder (unos por quedarse al precio que sea y otros por sacarlos a toda costa) se ponen al margen de los padecimientos de la gente y de sus sentimientos.

Lo que requerimos los venezolanos es un liderazgo que no busque el poder como un fin, sino como un instrumento a través del cual se trabaje en la construcción de una sociedad justa, humana y con más oportunidades. Un liderazgo que interprete las angustias de la gente y les dé respuestas.

Creo que lo que el país está esperando es la reacción de un liderazgo constructivo que se preocupe por todos los que sienten una enorme incertidumbre por su futuro y ven cómo su calidad de vida se deteriora día a día por una crisis económica que los amenaza peligrosamente.

Pedro Pablo Fernández

@pedropabloFR
peruchofernandez@gmail.com