Síguenos en: Menu

CIUDADANOS DE LA UNIDAD


Mayo 07, 2016

"Haciendo uso de tu libertad puedes decidir entregarte como esclavo al mejor postor o jurar obediencia a cualquier tirano, pero, entonces habrás elegido no elegir por ti mismo." Fernando Savater

Ciudadanos de la unidad, así debemos declararnos todos los venezolanos que hemos comprometido nuestra existencia en recuperar para las generaciones que vienen el país que se merecen. Un país lleno de oportunidades y de radiante optimismo. Una patria donde se respire con toda normalidad libertad y democracia. Una nación donde la justicia sea verdaderamente justa, "una justicia que llegue a ser tan indispensable para la felicidad del espíritu como indispensable para la vida es el alimento del cuerpo", no la que se envuelve en túnica de teatro y nos confunde con vana retórica judicial, como diría Saramago.

Las circunstancias actuales demandan ese ideal, sin embargo, estamos nuevamente frente a una gran paradoja en la que los venezolanos admitiendo que los partidos políticos son indispensables para el sostenimiento de la democracia, demandan de ellos no solo claras definiciones doctrinarias, sino además, más democracia interna. Tienen que evitar todo lo que los encierra porque eso los entierra. La sociedad civil espera mayor reconocimiento a otras expresiones distintas a los partidos políticos para participar en las decisiones trascendentales de la orientación política del país.

No es tiempo de arrogancias e intemperancias, sigue siendo un imperativo histórico la exigencia de una férrea unidad de todos los venezolanos. Se han abierto caminos, es cierto, pero continúan cargados de muchos obstáculos, dificultades y peligros. No es el momento para cálculos políticos personales o grupales, ni discriminaciones. El ideal de país libre, próspero y justo nos necesita a todos. Declarémonos ciudadanos de la unidad.

Recordemos que las grandes victorias, en oportunidades, han requerido grandes acuerdos. La liberación de la Europa Occidental de la horrorosa ocupación por la Alemania nazi fue posible debido a una gran alianza para llevar a cabo la batalla final. Para lograr el famoso día "D", el día del desembarco en Normandía, fue preciso sortear el ego desmedido de Montgomery; el comportamiento belicoso de Patton; las inquinas de Roosevelt y De Gaulle; se hizo necesario también el papel jugado con infinita paciencia de Eisenhower y la prudencia excesiva de Bradley. Los ciudadanos venezolanos entienden la necesidad de organizarnos para las próximas elecciones, pero, exigen con mucha razón, que se piense también en las próximas generaciones, para ello, los acuerdos unitarios son vitales.

NEURO J. VILLALOBOS RINCÓN