Síguenos en: Menu

¿Caja negra o roja?


Abril 28, 2014

Las cifras de lo que está ocurriendo en la economía venezolana, se han convertido en un verdadero misterio. Los principios de transparencia y rendición de cuentas que obligan a la Administración Pública son totalmente ignorados en lo que concierne a la información económica.

Pareciera que el régimen contraviniendo la Constitución, estuviera censurando a los funcionarios públicos que están al frente de los órganos y entes de la economía, para que no suelten prenda de lo que ocurre. Así, las memorias anuales de gestión de los ministerios son un misterio.

Desde hace años no se publican en las páginas web. Resalta la lentitud y falta de transparencia del ministerio de Finanzas. Desde 2012 no se conocen las cifras de ingresos y gastos del gobierno nacional. Desde 2009 no se conocen datos precisos del Sector Público Consolidado. Se desconocen las cuentas en dólares de la Tesorería Nacional y de los numerosos fondos del Estado.

FONDEN es un misterio inconcebible, a pesar de haber manejado más de 110.000 millones de dólares desde 2005. Se desconocen sus gastos y los proyectos financiados. Bandes en cuyo balance esta la deuda con China, viola la ley que obliga a la banca a dar información mensual de sus operaciones. Aun no se conocen los estados financieros del segundo semestre de 2013.

Cadivi nunca informó de las divisas asignadas desde 2012. Desapareció y nunca dio a conocer las empresas que recibieron divisas. Pero, sin lugar a dudas, el caso más patético es el del Banco Central de Venezuela. Está violando descaradamente el artículo 31 de su ley. Ya no conocemos a tiempo la estadística mensual de inflación y de escasez.

El Mensaje de fin de ano del Presidente del BCV correspondiente a 2013 aun se desconoce. Desaparecieron los boletines mensuales y semanales de ese instituto. No se informa adecuadamente sobre el Índice General de la actividad económica mensual como sucede en todos los países.

Las estadísticas petroleras son lamentables. Desde 2010 se han dejado de publicar datos estadísticos que venían editándose desde los años cincuenta del siglo pasado. La MUD reclamo al BCV los últimos índices de inflación y escasez. Tímidamente dieron algunas cifras el 24/4. Es evidente pues, que ante el estrepitoso fracaso de la economía después de un año de gestión de Nicolás Maduro, el régimen quiere ocultar lo que ocurre, con una nueva cortina de hierro.

Pareciera que la CAJA NEGRA o mejor ROJA de la economía venezolana se ha perdido en el subsuelo de ese "árbol de las tres raíces" verdadero triangulo de las Bermudas en que se está hundiendo la Venezuela del presente. Ojala aparezca pronto y podamos rectificar cuanto antes el rumbo equivocado de la economía.

Jorge Sánchez Melean