Síguenos en: Menu

Aristoteles Soto: ¡Dios proveerá! o ¿que nos agarre confesaos? DEDO EN LA LLAGA


Enero 20, 2016

Después 17 años régimen chavista presento memoria y cuenta ante el parlamento en medio del nerviosismo presidencial. Allí hubo una muestra de la verdadera democracia cuando hubo dialogo, no monologo y el pueblo pudo conocer dos impresiones.

Hace un año, Maduro anuncio que, seria de graves inconvenientes por el derrumbe de los precios del petróleo y se limito a expresar…

"He hecho un conjunto de iniciativas para favorecer en sustitución de importaciones y optimización de uso de divisas, porque son menos divisas. De 96 dólares el barril a 40 dólares. Pero nunca nos faltará Dios. Dios proveerá" y parece que no proveyó hoy barril petrolero cayó en 24 dólares a 20 de lo que le cuesta a nuestra producción.

Hoy ante ese desplome continuo con un gabinete conformado por entelequias ideológicas del socialismo fracasado acompañado de la mala gestión de su predecesor Hugo Chávez, enfrentamos la hambruna más grave de en la historia republicana que nos obliga expresar que Dios nos agarre confesaos; ante lo que viene hoy que mercados están cerrados y no podemos acceder al servicio financiero por esa causa.
Quiénes constituimos nuestras ilusiones como familia en nuestra tierra con costumbres, aciertos y desaciertos, hoy planteamos la incertidumbre de morir solos y prisioneros en nuestra propia residencia por la inseguridad reinante en todas sus expresiones o ir a parar en un país extraño, pero al lado de nuestros afectos marchados en diáspora y morir en paz con la conciencia. La incapacidad gerencial y escasa visión política de nuestro pueblo, pronostica un panorama oscuro de paso en su alocución destaco que se deben solventar 14 mil millones de dólares por pago de deuda, contraída de la cual esta a tan solo un mil de nuestras reservas establecidas en 15 mil.

En su ocasión Chávez dispuso de un exceso de cuatro mil, por cuanto teníamos más reservas que deuda, asesorado por Rodrigo Cabezas como ministro de economía. Para quienes aún desconocen la importancia del presupuesto nacional este se refiere a gastos e ingresos estimados que tiene el Estado relativos a un año calendario y en sus múltiples propósitos, realiza evaluación total de ingresos y gastos del mismo.

En consecuencia establece razonable equilibrio entre gastos e ingresos, haciendo posible evaluación de efectos que producirán sobre la economía. Gran parte de la crisis proviene, cuando se presenta un prepuesto falseado de la realidad 741.708 millones como el que acaba de concluir cuando se gastaron un billón quinientos mil bolívares, lo cual escribo porque en cifras no cabria en esta publicación. Para el 2015 Maduro presento la frase! Dios proveerá y apeló a la sabiduría popular para explicar cómo se proponía hacer frente a la caída del petróleo e inyectar fuerza a la anémica economía del país! Luego hablo "Sería un auto suicidio colectivo de la economía del país". Se refería a la unificación del tipo de cambio, según él, habían propuesto algunos economistas. Para esta ocasión dejo el suspenso y la angustia persiste, Un año después con un precio de barril calculado en 24 dólares, lejos de rectificar nuestro presupuesto nacional 2016 fue calculado en Bs. 1 billón 548 mil 574 millones, estimando un precio promedio de exportación del barril del crudo a 40 dólares. Un dato importante: De este monto, se desprenden un cálculo de ingresos ordinarios por 1.424.125 millones. El presupuesto de 2014 se fijó en 550.632 millones de bolívares, un incremento del 39,4% con respecto al proyecto de 2013. Para el año fiscal 2015, se estimó en Bs. 741.708 millones y lo terminamos con más de un billón quinientos mil bolívares, ya anunciado, todo el tiempo en aumento de la deuda. Un grosero incremento del gasto público en Venezuela que refleja mala calidad de vida del compatriota.
En todos, se especulo con relación al barril promedio en dólares y a pesar que esta en 24 a la mitad, insiste, para luego completar con más créditos adicionales y acarrear mayor compromiso, mientras en información de este momento se destaca que cesta petrolera venezolana siguió su caída a lo largo de esta semana y perdió otros 3,49 dólares entre los días 11 y 15 de enero de acuerdo al boletín semanal del Ministerio Petróleo y Minería y se cotizó en promedio de 24,38 dólares a pesar de la expresión del zar de la economia Marcos Torres, la previsión se hace de acuerdo con los criterios de "prudencia, racionalidad económica, con foco en cumplimiento de inversión social y cumplimiento de compromisos internacionales que ha caracterizado a la revolución". "Hoy por hoy, los mercados están totalmente cerrados, Venezuela no puede acceder al mercado financiero", dijo en cierta ocasión el director de la firma Econométrica, Henkel García. Según el economista, "difícilmente" países que hayan sido financistas de Venezuela, vuelvan a dar crédito al país sin ningún tipo de ajuste hacia lo interno que garantice la posibilidad de pago. Por su parte el profesor de Economía de la UCV, Luis Oliveros piensa que, pese a compromisos internacionales son altos, la probabilidad de impago es "muy baja" porque Venezuela "pierde mucho más de lo que ganaría" con la suspensión de pagos al poner en riesgo sus activos en el exterior. Además, consideró como un elemento importante el que cerca del 98 por ciento de los bonos de deuda externa que tiene Venezuela fueron emitidos en el gobierno del fallecido Hugo Chávez (1999-2013), padre político de Maduro. En otras palabras el causante directo de nuestras desgracias, venerado por furibundos seguidores inocentes."Si tú haces un default (suspensión de pagos) le estás diciendo al mundo que lo que emitió Chávez fue una irresponsabilidad, y eso es una mala señal", apuntó Oliveros. Por ese concepto ahora los pocos dólares que ingresaran, de acuerdo con esas declaraciones pasaran a formar parte del pago de la deuda.

El tema económico para esta ocasión, lo constituyo la entrega el decreto de emergencia económica nacional, afirmando que "espera el apoyo del Parlamento". "Frente a la situación conocida que se ha abierto en el debate junto al pueblo, estamos obligados a dar un salto sostenido, nacional y entre todos de una economía rentista agotada en fase terminar a una economía productiva generadora de riquezas distribuida igualitaria y justamente. Esa economía decadente, profundizada como un mal por los golpes de la guerra económica (...) El pueblo está esperando respuestas, soluciones, y nadie piense que esas soluciones corresponden a un solo sector. Nos corresponde a todos en un proceso sostenido, de encuentro". Enfatizó que "el Gobierno no ha logrado frenar la guerra económica", al tiempo que apuntó que "un importante porcentaje del país está esperando mucho más de nosotros". "Yo quisiera esperar mucho más de ustedes (oposición). Me gustaría tener confianza de que muchas de las declaraciones que se han dado sean parte de una estrategia para alcanzar una economía productiva (...) Yo llamo a un diálogo constructivo para la acción y la construcción de una nueva economía, para desactivar cualquier mecanismo a la especulación y el acaparamiento. Un diálogo de transparencia para que el capitalismo no se siga tragando al pueblo".

Después de 17 años con discursos patrioteros y revolucionarios podría quedar la esperanza cuando tanto el Poder Ejecutivo y Legislativo únicos representantes elegidos por el voto popular debatan sobre nuestro futuro, pero en líneas generales la memoria y cuenta decepciono no hubo un planteamiento concreto en un país sin inversiones extranjeras y locales por la inseguridad. De paso dijo la bonanza de los altos precios del barril de petróleo permitió la "inversión en gastos suntuosos de una burguesía parasitaria que no invirtió ni invierte en Venezuela". ¿Quien lo haria con estas condiciones? y seguimos esperando

Aristoteles Soto