Síguenos en: Menu

Alfredo Rincón habla sobre qué hacer en materia económica


Febrero 04, 2015

Suscribí el documento que, encabezado por Orlando Ochoa, Pedro Palma y otros destacados economistas del país se presentó a la opinión pública la semana pasada. También he participado en varios documentos que desde 2007 entrega la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. En todos ellos se hace un análisis económico e institucional de Venezuela, ofreciendo también soluciones a sus problemas.

Hoy seré más específico. Parte de lo expuesto en mis artículos anteriores. Es esencial que recuperemos el valor como fuente de riqueza del trabajo, del ahorro y el respeto a la propiedad privada. La situación cada vez peor del país desde 2007 hoy se agrava con la disminución a la mitad de los ingresos petroleros, que a los precios de enero de 2015 apenas totalizarían poco más de 30 mil millones de dólares en el año. De éstos, cerca de 15 mil millones de dólares irían al servicio de la deuda del Estado y Pdvsa. Ello sumado a las importaciones de bienes y servicios básicos, supondría un déficit de divisas de más 30 mil millones de dólares. Además, el mal manejo al nacer Sicad I, el incumplimiento de los compromisos con líneas aéreas, petroleras, vendedores de electrodomésticos, farmacéuticos, justifica la incredulidad del sector privado nacional y extranjero sobre el cumplimiento de las promesas del gobierno actual.

¿Qué hacer? En 2007 criticamos el pago anticipado de las deudas de Venezuela con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Cancelamos esos créditos por los que pagábamos 2% anual en dólares y los sustituimos por otros por los que hemos pagado hasta el 14% anual. Excelente negocio. Debemos primero afrontar un programa serio de ajustes, que incluye la elevación considerable del precio interno de la gasolina y del dólar. Ello subirá el costo de la vida, por lo que parte de esos ingresos adicionales debe el Estado destinarlos a una remuneración más adecuada a sus trabajadores. En Irán cuando se elevó el precio de los combustibles, se compensó mensualmente a todos los ciudadanos, creo mayores de 7 años y por tanto que necesitan transportarse. Debe acudirse al Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo. Entre los 3 organismos, podría acopiarse a unos 20 mil millones de dólares, a tasas mucho más bajas que los que nos fija hoy al mercado internacional y la incompetencia y corrupción reinantes.

Debemos renegociar con los principales países acreedores como China y Rusia el alargamiento de los plazos de pago, especialmente en los próximos años. Debemos suspender las ventas a crédito de petróleo a 21 países. El Gobierno siempre negó que hubiera pérdidas por ello, como si fuera igual cobrar la mitad del petróleo hoy o dentro de 20 ó 25 años. Debe haber un cambio radical de la política institucional y económica en el país. El Presidente, la Asamblea Nacional, el TSJ y el CNE deben ser portavoces de los intereses de Venezuela, y no quienes sólo toman en cuenta sus intereses.

Venezuela puede recuperarse. Necesita el aporte de todos nosotros. El primero que debe ser ejemplo es el Gobierno nacional. Debe saber que no se hace Patria con insultos, gritos ni expropiaciones. Que la corrupción y la inseguridad deben atacarse. El sector privado merece respeto. De otra manera no habrá recuperación. La juventud venezolana debe tener presente y futuro en nuestro país.

Alfredo Rincón

alfredorin@hotmail.com