Síguenos en: Menu

ALBERTO JOSÉ HURTADO B: Economía, decisiones y tiempo


Marzo 06, 2016

La naturaleza de los problemas que hoy tiene la economía venezolana exige tomar decisiones coordinadas para atenderlos, teniendo en cuenta que el tiempo es fundamental para provocar los cambios deseados en la dinámica económica, y que las medidas adoptadas no siempre manifiestan sus efectos de forma inmediata, por lo cual es necesario actuar de manera integral sobre los fenómenos económicos para evitar retardos que empeoren la situación.

En este contexto un gobierno que destina más de una semana para definir los criterios que regirán su último conjunto de medidas de política económica, condiciona los resultados que de éstas se obtendrán y acrecienta las dificultades que tiene la economía venezolana al hacer uso ineficiente del recurso más importante: el tiempo. Esta nueva manera de gestionar la economía nacional multiplica los inconvenientes que debe superar el país para corregir sus desequilibrios macroeconómicos, ya que se insiste en el uso de políticas con evidente especificación incompleta (por ejemplo: nuevo sistema cambiario "con bandas y flotante" sin referencia al papel que tendrá el BCV, los recursos que se usarán, los actores que participarán y las reglas que facilitarán el intercambio de divisas); con criterios conflictivos para su aplicación, ya que se plantea estabilizar precios, recuperar el aparato productivo y reducir la escasez mediante acciones que aúpan la inestabilidad de precios, van en contra de la actividad productiva y no eliminan los incentivos a la conformación de mercados paralelos; y con ausencia de información oportuna para evaluar la utilidad de unas medidas planteadas con criterios de monocausalidad.

Dicho panorama hace más probable el incremento de los problemas de la economía nacional y exige que las autoridades comprendan el proceso de toma de decisiones en economía para evitar que sigan malgastando tiempo. Solo una parte de la vida económica de nuestro país es determinada por medidas de política económica, por ende, el gobierno debe comprender que no es el centro del universo y que existen otros actores cuyas decisiones tienen impacto en la economía; la toma de medidas por parte del gobierno en la economía es influida de manera especial por la opinión pública y quienes deciden sobre política económica son afectados por el estado de la opinión popular; el uso de reglas de gestión de la economía (estipulaciones constitucionales, marco normativo) incide en la amplitud y contenido de la política económica, y refuerza la búsqueda de objetivos que por consenso previamente se han establecidos (por ejemplo: en países cuya prioridad es la estabilidad de precios, limitaciones al endeudamiento público o al crecimiento de la cantidad de dinero refuerza el logro de esa meta); y la implementación de un plan integral de medidas facilita la atención de problemas macroeconómicos que de otra manera serían tratados pasivamente generando una mayor pérdida de recursos.

@ajhurtadob

Alberto José Hurtado