Síguenos en: Menu

Agua, electricidad y gas, también escasos


Mayo 22, 2014

Ya la lista de bienes y servicios escasos es cada vez más ascendente en alimentos, medicinas e insumos de la producción en las diferentes áreas de la economía, tanto en la agricultura, como en la industria y el comercio. Me voy a referir en esta breve nota a tres servicios básicos para la sociedad en su conjunto como lo es el agua, la electricidad y el gas. El agua es vital para la vida de todos los seres vivos y el desarrollo, particularmente el agua potable en las ciudades y pueblos de Venezuela. En las principales ciudades del país, empezando por la capital de la República y las que le siguen en orden de importancia por su magnitud poblacional, se está tornando cada vez más escaso este preciado líquido a tal punto que se viene racionando en la mayoría de nuestras principales ciudades. ¿Cuál es la causa de esta escasez que ha venido creciendo sin que se vean proyectos concretos para enfrentar esta situación? La causa fundamental radica en la escasa inversión para el mantenimiento y aumento de la capacidad de las represas que alimentan a los acueductos urbanos. No es el verano y el fenómeno del Niño el causante primario del problema. Los períodos de verano existen todos los años, en unos más que en otros la sequía es más prolongada; pero siempre ha sido así.

El caso particular de Maracaibo es evidente la falta de previsión del gobierno. La represa del Diluvio que fue construida durante seis períodos de gobierno, tres de la llamada cuarta y tres de la llamada quinta República. Esta represa, en un comienzo, se pensó que era básicamente para riego en la planicie de Maracaibo, luego desde hace unos 25 años atrás se pensó en surtir también de agua a Maracaibo mediante un trasvase hacia la represa El Brillante o con una aducción directa desde el Diluvio hacia la capital del Edo Zulia, no se ha hecho ni lo uno ni lo otro. Otro de los cuentos oficialistas es que ahora el agua si llega a toda la población, cuento chino, porque el agua siempre ha llegado a toda la población, lo cual se hace evidente, cuando se invade un terreno, lo primero que hacen los invasores es meter el agua, la electricidad y el gas, después el Estado hace las acometidas correspondientes. Hoy, la represa que surte a Maracaibo, inaugurada hace más 40 años, es insuficiente para una ciudad que ha sextuplicado su población en ese lapso de tiempo. En el resto de las ciudades de Venezuela, la causa es la misma, falta de mantenimiento del sistema hidráulico y falta de previsión para aumentar la capacidad del sistema de represas y de tratamiento del agua potable.

En cuanto a escasez de electricidad es de apreciar también el escaso mantenimiento del sistema eléctrico nacional conformado en su generación por la plantas hidroeléctricas del Caroní y las plantas termoeléctricas existentes en Caracas, Maracaibo, planta centro en Valencia, Costa Oriental, etc. El gobierno ha dicho unas cuantas mentiras con supuestos sabotajes, sin que se hayan identificado los saboteadores ni a las instalaciones saboteadas. Es la típica explicación de los gobiernos ineptos y poco éticos en el manejo de los asuntos públicos. Algunos datos nos pueden ayudar a explicar la escasez de electricidad: Un consultor internacional en energía eléctrica de la talla de José Aguilar, ha venido haciendo seguimiento a la inversión en el sector, sus análisis están avalados por el experto venezolano en energía eléctrica José Manuel Aller, quien nos da las cifras de inversión. Durante el período 1950- 1998, la inversión total fue de 48.254 millones de dólares desde 1998 a 2013 hubo una inversión de 94.225 millones de dólares, duplicando el monto de inversión. (Las cifras corresponden a precios reales; es decir, ajustados a precios constantes de 2013).

En el primer período citado se instalaron 19.000 megavatios, de los cuales 14.000 estaban disponibles. En el segundo período mencionado, se instalaron nueve mil megavatios para llevar la capacidad instalada a 28.000 megavatios, de los cuales solamente están disponibles 18.000, o sea un 64%. ¿Por Qué tanta capacidad inutilizada e insuficiencia de generación de electricidad? Sencillamente por falta de mantenimiento y no haber aumentado la capacidad de generación lo suficiente para atender el incremento de la demanda. Aquí tampoco como en el caso del agua, puede atribuirse la insuficiencia eléctrica al incremento del consumo por mayor capacidad de compra de la población, por cuanto ningún segmento de la población ha estado sin electricidad, ni en los casos de invasiones de terrenos que lo primero que hacen es meter agua y luz.

En cuanto a la escasez de gas, para uso doméstico, industrial y comercial, es de apuntar por una parte que el gas que se produce en Venezuela es el asociado con la extracción de petróleo, porque las reservas de gas libre de la plataforma deltana, aún es incipiente su extracción. La situación se torna grave en el Estado Zulia, sobre todo en la Costa Oriental y en Maracaibo. Hace unos treinta años atrás estaba planteado exportar gas del Zulia a la Guajira colombiana, pero se hizo al revés, se viene importando gas del vecino país. ¿Por qué la insuficiencia de gas en el Zulia?. Es muy sencilla la explicación, ha venido disminuyendo la extracción de petróleo en este estado y en consecuencia se reduce la extracción de gas. La extracción de petróleo en este estado viene disminuyendo por dos razones, una por la insuficiente perforación de nuevos pozos y otra, debido a la cantidad de pozos cerrados por falta de mantenimiento, que es una constante en toda la infraestructura productiva y de servicios del Estado en estos años de bonanza petrolera.

Rafael Piña Pérez
Presidente de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia.
pprafael1912@hotmail.com