Síguenos en: Menu

A Dios rogando y...


Junio 23, 2015

¿Cómo no vamos a ser dependientes si nunca nos hemos empoderado?

Si cree que si Chávez estuviese vivo Ud. estaría mejor, léase este artículo. Y si cree que le va a ir mejor porque la oposición va a ganar las elecciones de diputados, léaselo también. Pero, ¿qué tienen en común estos dos grupos de ciudadanos tan distintos para que les sirva una misma reflexión? Ambos son dependientes, esperan que alguien los venga a salvar, en vez de asumir que cada quien debe cultivar sus circunstancias. Lo grave es que la mayoría de los venezolanos está en uno de los dos grupos. ¿Y qué nos hizo así? Este patrón cultural es fundacional. La mayoría de nuestras tribus eran Caribes, vivían de la recolección y bajo caciques autoritarios. El régimen colonial vestía distinto y hablaba otro idioma; diferencias que escondían las similitudes: autoritarismo y recolección de oro. Los regímenes subsiguientes siguieron el mismo patrón, al punto de que la partidocracia anterior le cortó la cabeza al que trató de descentralizarnos y despartidizarnos para empoderarnos y hacernos vivir de la producción y no de la recolección de petróleo. Hoy seguimos siendo dirigidos autoritariamente y recogiendo petróleo, sin producir e importando más que nunca. ¿Cómo no vamos a ser dependientes si nunca nos hemos empoderado?

El caso fundacional de otras sociedades facilita la comprensión del problema. El norte de Italia fue refundado a la caída de Roma por familias de agricultores que se organizaron para cooperar en sus cultivos y defenderse contra invasores. Esa sociedad fundó al Estado y es hoy una de las regiones más prósperas, democráticas y de mayor capital social del mundo. En cambio el sur de Italia fue fundado por reyes y feudales autoritarios, de escaso capital social y baja producción. Como en Latinoamérica, en esta región el Estado fundó a la sociedad, y sigue muy rezagada con respecto a sus paisanos.

Si Ud. quiere salir de esa actitud de dependencia, reflexione sobre su origen y asuma la responsabilidad por construir sus circunstancias a través de la sociedad civil, cámaras, sindicatos, iglesias y grupos tecnocráticos; en vez de esperar que lo resuelvan Chávez o los partidos de oposición.

José Antonio Gil Yepes

jagilyepes@gmail.com