Síguenos en: Menu

Efrén Gutiérrez: INTERNET DE LAS COSAS


Octubre 17, 2016

Internet de las Cosas (Internet of Things - IoT)

Otra tecnología o concepto muy en boga en los últimos años, es el llamado Internet de las Cosas (Internet of Things – IoT). Para muchos, está cambiando y cambiará, radicalmente, para bien, la calidad de vida en la sociedad.

De los 21 acontecimientos o eventos más significativos que se espera que ocurran en el mundo tecnológico, de aquí al año 2.025 (de acuerdo a un survey realizado por el Global Agenda Council on the Future of Software & Society del Foro Económico Mundial –WEF, entre 800 ejecutivos y expertos de la Tecnología de la Información y Comunicación en todo el mundo), 7 (o sea 33%), están relacionados con el Internet de las Cosas.

El 91,2% de los consultados estima que el 10% de la ropa que se use, estará conectada a Internet. El 89,2% considera que habrá 1 trillón de sensores conectados a Internet. El 85,5% comparte que, el 10% de los lentes de lectura, estarán también conectados a Internet. El 78% dijo que, el 10% de los vehículos que circulen por las carreteras de Estados Unidos serán sin chofer (driverless car). El 69,9% cree que, más del 50% de los artefactos de los hogares del mundo, estarán conectados a Internet. El 63,7% está de acuerdo de que habrá la primera ciudad de más de 50.000 habitantes sin semáforos.

Para que pueda existir Internet de las Cosas, convergen, al menos, cuatro tecnologías: Primero, el propio Internet, la Red de Redes. La humanidad entera, está en deuda con Tim Berners-Lee, conocido por ser el padre de la Web, estableciendo la primera comunicación entre un cliente y un servidor, utilizando el protocolo HTTP en noviembre de 1989.

Segundo, los sensores electrónicos: analógicos, digitales, conectores i/o y controladores. A través de ellos, se detectan magnitudes físicas o químicas que son transformadas en variables eléctricas.

Tercero, la "Big Data". Esto se refiere, al almacenamiento masivo de datos en servidores y a los procedimientos para encontrar patrones repetitivos en esos datos. En relación a estos datos, se pueden distinguir tres tipos: estructurados, no estructurados y semiestructurados.

Y, cuarto, la Inteligencia Artificial (IA). Desde 1.956, se viene hablando de máquinas inteligentes. Ésta, se basa en cuatro pilares: 1) La búsqueda del estado requerido en el conjunto; 2) Los algoritmos genéticos, inspirados en la evolución biológica y su base genético-molecular; 3) las Redes neuronales artificiales y 4) el Razonamiento mediante una lógica formal análoga al pensamiento humano.

Uno de los factores que más conspira contra el desarrollo del Internet de las Cosas, es la existencia de "humanoides" cuyo fin parece ser, sabotear cualquier iniciativa a través de su intromisión no permitida en sistemas informáticos. Un delito verdaderamente deleznable que ha obligado a la necesidad de desarrollar con más intensidad, la seguridad en ese terreno.

Existe un gran número de aplicaciones para Internet de las Cosas. Entre las más conocidas, podemos mencionar:

1.- Cocina y electrodomésticos: Samsung, por ejemplo, anunció que para el año 2.020, el 100% de todos los electrodomésticos que produzcan, estarán conectados a Internet.
2.- Iluminación y productos de calefacción: Bombillos, termostatos y aparatos de aire acondicionado, maximizarán la eficiencia energética.
3.- Dispositivos de seguridad y vigilancia: Sistemas de monitoreo, detectores de humo, cámaras, cajas fuertes equipadas con sensores y sistemas de alarma.
4.- Productos de salud y estado físico: Miden el ejercicio, los pasos, el sueño, el peso, la presión arterial y otras estadísticas.
5.- Sistemas inteligentes de gestión de tráfico: Peajes y multas de tráfico, espacios de estacionamiento, concentración de pasajeros, obstáculos al tráfico, etc.
6.- Sistemas de gestión de residuos: estímulo al reciclaje, a través de premio-castigo a los que reduzcan o excedan los límites de residuos.
7.- Usos industriales: líneas de montaje gestionadas a través de Internet, fábricas, almacenes, aviones y buques de transporte conectados, etc.

Son realmente ilimitados e inconmensurables los beneficios que para la humanidad, en todos sus ámbitos, trae y traerá Internet de las Cosas. De allí, la importancia para todos los países de incorporarla en sus planes de desarrollo económico.

Maracaibo, 16 de octubre de 2016
Econ. Efrén Gutiérrez
@efrengut
efrenguti@gmail.com